Adicciones. Significado y objetivo

Comunicación realizada el 12/03/2020 (adaptación para comunicado público)

Contenidos:
-         Qué son las adicciones.
-         Cuando fracasa la voluntad.
-         Las adicciones son una excelente prueba para los seres evolutivos.
-         Superar una adicción.
-         La atención y la voluntad.

Las adicciones son los fracasos de la voluntad ante las pruebas de la vida. Cuando fracasa la voluntad, la personalidad se va diluyendo, se va perdiendo el compromiso para el que hemos venido a este mundo. Cualquier adicción es dejar de tener la voluntad de dirigir nuestra vida en beneficio de otra cosa. Es salirse del camino que nos ha marcado el Padre Eterno.

Las adicciones son una excelente prueba para los seres evolutivos, porque les permiten observarse, conocerse y superarse. No te estoy diciendo que los seres deban lanzarse a las adicciones para después poder superarlas. Ese es el error en el que caen muchos, en el que habéis caído vosotros también (se refiere a los asistentes durante la comunicación), y que están ahí para que vosotros podáis elegir el camino que deseéis coger.

Superar una adicción es un reto, pero es un gran triunfo para la naturaleza espiritual del ser humano. Porque el espíritu y la voluntad están íntimamente vinculados, y el hecho de poder tener que superar una adicción es uno de los caminos que aporta el Padre Eterno para que podamos evolucionar. Hay muy pocos seres en este planeta que no hayan tenido nunca jamás una adicción. Porque podéis ser dependientes de sustancias, de personas, de ideas. ¿Conocéis acaso a alguien que no padezca alguna de estas cosas? ¿cuántas personas repiten incesantemente determinadas frases, que se quejan? Eso es adicción al dolor, a la pena, al miedo, a la tristeza. Hay personas que desarrollan la ira y observan la energía que les llena. La energía negativa de la ira, que les hace vencer obstáculos por medio del dolor ajeno. Y se dejan llevar por esa adicción. Y dejan de pensar, dejan de sentir, no tienen remordimiento. Porque están dormidos, están en un programa que no les permite salir hasta que no lo decidan por ellos mismos, por medio de su atención y de su voluntad.

Más información:

Comentarios

Entradas populares de este blog

Índice

Contactar o suscribirse

La Ley del Amor