¿Qué peligros tiene la mediumnidad?

Comunicación realizada el 20/07/2020 (extracto textual de la sesión completa)

Contenidos:
-         Cuando el nivel vibracional del médium se hace vulnerable,
-         Influencia de la energía vibratoria.
-         Somos emisores y receptores vibracionales.
-         Cambiar el nivel de vibración.
-         Aplicación para superar los errores.
-         Espíritus que se presentan a solicitud del médium.
-         La combinación de las energías vibratorias.
-         Desgaste o energización del médium.
-         Todas las personas que reciben la información disfrutan de las mismas oportunidades.
-         Cuando se recibe contacto con seres de poca vibración.
-         La gran diferencia que hay en el ámbito físico respecto al ámbito espiritual.
-         Cuando alguien se deja influir por otro que tiene bajas vibraciones.
-         Siempre es decisión de cada persona de qué se quiere alimentar.
-         Obsesores.

Cuando el nivel vibracional del médium se hace vulnerable, debido a sus malas pasiones, está atrayendo a hermanos afines a ese nivel vibracional. La energía vibratoria produce influencia sobre los objetos y los seres donde afecta, como puede ocurrir cuando se calienta un alimento en un microondas. Se calienta porque las moléculas de agua están sintonizando con las ondas que se emiten. Los pensamientos, sentimientos y actos de las personas, generan una vibración, que tanto emite como recibe. Y en el mundo material se captan otros niveles de vibración más elevados y más bajos, pero sobre el que os centráis está siempre relacionado con vuestro nivel vibracional.

Cuando cambiáis la atención a otros tipos de vibraciones, ya sea de información, ya sea de experiencias, ya sea de pensamientos y de sentimientos internos vuestros, a través de la voluntad cambiáis vuestro nivel de vibración, ya sea para elevarlo o para bajarlo.

La voluntad permite que cambiéis vuestra forma de actuar, de pensar, de sentir, y vuestra atención es la que permite que se mantenga esta voluntad en funcionamiento. Eso permite que cada vez que cometáis un error, seáis conscientes, y en lugar de justificarlos, los asumáis, porque es necesario hacerlo, es imprescindible, para poder superarlos.

Y cuando se está en un nivel vibratorio bajo, estamos recibiendo una información, unas vibraciones, del mismo tipo, tanto en el ámbito físico, como en el ámbito espiritual. Así, cuando un médium solicita la comparecencia de un espíritu, se presentarán espíritus de dos tipos: aquellos que estén en un nivel vibracional similar al del hermano encarnado médium, y aquellos que tengan una misión que cumplir a través de él. Este es nuestro caso. La combinación de las energías vibratorias permite que los hermanos inferiores puedan recibir influencias beneficiosas de los hermanos superiores. Así, cuando aparece un hermano espiritual inferior, la vibración positiva del médium puede ayudarle, porque le está transmitiendo valores que tiene la oportunidad de poder asimilar, de acuerdo a su decisión. Eso produce un desgaste por parte del médium. Sin embargo, cuando es un espíritu superior el que establece contacto con el médium, es el espíritu el que está cediendo energía al ser encarnado, por lo cual, no le provoca desgaste, y tiene la oportunidad de poder aprovechar esa experiencia para desarrollarse.

Pero son decisiones personales, y no debéis creer que solo por el hecho de recibir una vibración elevada, las personas se hacen mejores. Eso no es así. Se tiene la oportunidad, porque se percibe, de forma directa, la felicidad que nosotros [los seres elevados] podemos sentir. Y cuando se anhela esa felicidad. se tiene un estímulo para poder desarrollarse, pero en el momento en que se transmite esta información, todas las personas que reciben la información se encuentran en el mismo nivel que el médium. Disfrutan de las mismas oportunidades al recibir esa información. Y, como decía el gran Maestro Jesús, el que tenga oídos, que oiga.

-       Entonces ¿los peligros del médium están relacionados con tener una vibración baja, que puede atraer a seres involucionados, o hay más peligros?

Cuando se recibe contacto con seres de poca vibración, ya sea encarnados o desencarnados, las experiencias son negativas. Si tú contactas con una persona que consideras que tiene malos pensamientos, que sus valores son bajos, que sus pasiones son mundanas, lo que puedas recibir de ella nunca podrá ser positivo en el ámbito real y profundo de la palabra. Porque no me refiero a eso que llamáis divertirse, porque hay personas que se divierten con los actos más sádicos. Me estoy refiriendo a que la experiencia que tendréis estará desarrollando las bajas pasiones, os estará dificultando el progreso espiritual, si entráis en la vibración de esas personas.

Del mismo modo ocurre cuando se contacta con hermanos espirituales que tienen poca luz. Si no se mantiene el control, se está recibiendo la energía negativa de estos hermanos espirituales, y la gran diferencia que hay en el ámbito físico respecto al ámbito espiritual, es que en el ámbito físico la experiencia puede acabar cuando desaparece el contacto con las personas[1]. Pero en el ámbito espiritual, los seres pueden permanecer al lado de los hermanos encarnados, y le siguen influyendo, incluso cuando no están prevenidos. Y reciben malas influencias, y toman malas decisiones, y tienen malos sentimientos. Pero no es porque los hermanos de poca luz estén tomando esas decisiones, sino porque le están influyendo y, cuando alguien, encarnado o desencarnado, se deja influir por otro que tiene bajas vibraciones, sus decisiones, sus pensamientos, sus sentimientos, quedan afectados.

Por tanto, actúa, piensa, siente, de forma más errónea. Cuando deja de tener estas influencias, vuelve a restituirse a una situación próxima a como se encontraba anteriormente, con la diferencia de los efectos que se han producido como consecuencia de esas disminuciones de vibración, de esos actos, de esos pensamientos y sentimientos, que le han podido producir una serie de daños irreparables en su vida, en su ser, en su psiquis, en sus emociones. Pero siempre es decisión de cada persona de qué se quiere alimentar, es decir, de dónde quiere recibir las enseñanzas que le harán crecer y evolucionar a lo largo de su vida. Y si se quiere centrar en estas vibraciones bajas, es una decisión que se le permite, por el libre albedrío que Dios le concede a toda criatura.

Por tanto, pueden producirse secuelas, del mismo modo que puede ocurrir cuando una persona se reúne con malas compañías. Y del mismo modo que puede haber un ser físico, una persona, que puede obsesionarte, porque te puede estar llamando constantemente, puede estar intentando manipularte constantemente, del mismo modo ocurre en el ámbito espiritual, y en este caso, es más difícil escapar de esas influencias cuando no se tiene la preparación espiritual, moral, adecuada.

[1] Nota del transcriptor: evidentemente, aunque pueda acabar la experiencia, la resolución de las consecuencias tiene un proceso que se prolonga más en el tiempo. Es la cicatrización de las heridas que hemos sufrido, tanto a nivel físico como psicológico, moral o espiritual.

Más información:

Comentarios

Entradas populares de este blog

Índice

Contactar o suscribirse

La Ley del Amor