Gestionar el coronavirus

Comunicación realizada el 12/03/2020 (adaptación para comunicado público)

Contenidos:
-         La adversidad es necesaria cuando el ser humano se aleja del camino de Dios.
-         Estáis en una era de transición.
-         Desarrollar la hermandad universal, tener compasión por el afligido.
-         En ningún caso os podemos aportar ciencia por encima de vuestras posibilidades.
-         Hacer mucho con la oración.
-         Dar a todo el que lo necesite.
-         Tomad las medidas de precaución que conozcáis, pero huid del miedo.
-         Este tiempo en la Tierra es transitorio.
-         Todas las pruebas de la vida tienen una finalidad.

-       ¿Podríamos recibir algún consejo sobre la pandemia del coronavirus, que afecta a todo el planeta?

La adversidad es necesaria cuando el ser humano se aleja del camino de Dios. Estáis en una era de transición. Los problemas que os dieron a nivel global os ayudan a desarrollar la hermandad universal, os ayudan a tener compasión por el afligido.

Las autoridades sanitarias están dando las instrucciones de acuerdo a la ciencia que disponéis en este momento. En ningún caso os podemos aportar ciencia por encima de vuestras posibilidades. No sabríais aprovecharla, no podríais utilizarla del modo adecuado. Pero podéis hacer mucho con la oración. Podéis dar a todo el que lo necesite. Dad amor, dad todos vuestros bienes cuando sea necesario. Apoyad al que lo necesite. Es la esencia de la caridad.

Acabáis de leer un fragmento de “amar a vuestros enemigos”[1]. Debéis entender ese concepto de caridad y confiar. Confiar y tener fe, porque ni un pájaro cae a tierra si no es por voluntad del Padre Eterno.

Tomad las medidas de precaución que conozcáis, pero huid del miedo. El miedo debe desaparecer de vuestro corazón. Tened confianza. Ya sabéis que este tiempo en la Tierra es transitorio. Las personas que desencarnen tendrán su lugar. Todas las pruebas de la vida tienen una finalidad. Sed consecuentes con todo lo que sabéis, porque sabéis, y ya sabíais la importancia de que vuestro corazón viva en amor permanente, y lo que os dijo el hermano la semana pasada ¿qué os dijo que es lo contrario del amor?

-       El miedo.

Pues tenéis que desechar el miedo, desterrarlo de vuestra vida.

[1] El Evangelio según el Espiritismo, Capítulo XII

Más información:

Comentarios

Entradas populares de este blog

Índice

Solicitudes de Oraciones

Actividades de apoyo y ayuda