La evolución

Comunicación realizada el 22/03/2020 (transcripción íntegra)

Contenidos:
-         Proceso progresivo y por saltos.
-         Evolución y aprendizaje en los periodos de vida física y espiritual.
-         La comprensión y el dolor son los dos grandes maestros
-         Cuándo el dolor incluye sufrimiento.
-         Cuando nos hacemos dóciles al camino del Padre.
-         Alegría como resignación.
-         Evitad luchar, quejarse y maldecir las pruebas.
-         La resignación y la resolución de los problemas.
-         El cambio del proceso interno.
-         Transmitid estas enseñanzas, porque facilitan el progreso y la felicidad de todos vuestros hermanos.

La evolución es un proceso, normalmente progresivo, que logra saltos en el momento en que se va adquiriendo consciencia plena de cada una de las fases por las que pasáis los hermanos evolutivos, tanto en el periodo de vida física, como en el periodo de vida espiritual, del aprendizaje que se puede ir logrando.

La comprensión y el dolor son los dos grandes maestros. La comprensión es el proceso natural y deseable, y el dolor es el aviso que se les da a los seres contumaces para que lleguen al proceso de comprensión. Y si esa comprensión no se produce, el dolor incluye sufrimiento. Pero cuando se comprende, el sufrimiento desaparece, y se entiende la oportunidad de aprendizaje, que la Providencia ha dispuesto para nuestra propia evolución.

El cambio producido en nuestra mente es absoluto cuando comprendemos esto, porque nos hacemos dóciles al camino del Padre, y todas las pruebas de la vida las entendemos, y nos damos la oportunidad de poder aprender rápidamente y sentir ese aprendizaje con el mínimo de dolor, y con el máximo de alegría. Esa alegría se puede entender también como resignación, ya que debemos comprender realmente esa alegría, porque entendemos que nuestro camino es el camino del Padre, y nunca podremos seguir su camino si nos revelamos contra las pruebas que la vida nos ofrece.

Debemos ser consecuentes con ello, porque hasta que no comprendamos esta importante noticia, siempre estaremos luchando, quejándonos y maldiciendo las pruebas que recibimos. Siempre nos costará admitir nuestros errores y siempre tendremos que superar todo este proceso con el sufrimiento del ignorante, que se resiste a la voluntad de Dios.

Por tanto, entended la importancia de la resignación, sin olvidar que tenéis oportunidad en todo momento de resolver todos los problemas. La resignación no consiste en dejar que los problemas nos ahoguen, sino en poder superarlos, para poder triunfar en las pruebas que Dios nos pone por delante. Pero cambia totalmente, como os he dicho, el modo en que se desarrolla el proceso interno, y precisamente ahí radica el gran cambio de quien conoce la Doctrina de la Evolución. Transmitid estas enseñanzas, porque facilitan el progreso y la felicidad de todos vuestros hermanos.

Más información:

Comentarios

Entradas populares de este blog

Índice

Solicitudes de Oraciones

Actividades de apoyo y ayuda