Lo que transmitimos

Comunicación realizada el 30/03/2020 (transcripción íntegra)

Contenidos:
-         Cuando comunicamos.
-         La responsabilidad de lo que aportamos.
-         Mensajes relacionados con el miedo y responsabilidades.
-         Mensajes de denuncia y de esperanza.
-         Los tribunales de justicia.
-         Transmitir las denuncias.
-         Continuar con nuestra vida.
-         Cuando un alma es amorosa.
-         El ejemplo es el mejor modo de denunciar.

Cuando comunicamos, ya sea información propia o ajena, estamos movilizando una serie de energías, ya sea la información verídica o falsa, ya sea la información optimista o pesimista, de esperanza o de resignación.

Lo que nosotros aportamos forma parte de la responsabilidad de nuestros actos. Cuando una persona se encuentra deprimida, todos podemos entender intuitivamente que debemos subir su ánimo. Cualquier cosa contraria produce efectos perniciosos para su salud. En situaciones normales, esto implica que determinadas personas pueden recibir alguna información que nosotros transmitamos que les provoque una sensación agradable, y a otras, esa misma información les va a provocar una sensación desagradable.

Sin embargo, en el momento en que nos encontramos, cualquier mensaje relacionado con el miedo, con el odio, con la desesperación, a todas las personas a las que le llega les está activando todos los sentimientos que menos necesitan en este momento. Los mensajes de denuncia, perfectamente pueden convertirse en mensajes de esperanza porque, si somos capaces de poder actuar con el ejemplo, los que no lo hacen quedan en perfecta evidencia.

Por tanto, recordad que provocar consternación o miedo en las personas tiene tanta responsabilidad en el que actúa como en el que transmite la información, cada uno en su grado correspondiente. Los tribunales de justicia deben buscar aproximarse, en la medida de sus posibilidades, a la justicia de Dios, pero son ellos los que tienen esta responsabilidad en la sociedad. El resto de los ciudadanos pueden transmitir estas denuncias de buen modo, evitando crear crispación, explicando, aportando pruebas. Y una vez que se ha logrado desenmascarar a los culpables, corresponde a estos tribunales hacer justicia.

Los demás debemos continuar con nuestra vida, intentando el progreso a través de nuestras obras. Por tanto, denunciar las irregularidades es importante, pero transmitir miedo, odio, es diferente.

Cuando un alma es amorosa, sus actos también lo son, y aporta su ejemplo, que es el mejor modo de denunciar al que actúa con malas prácticas. Porque de nada sirve indignarse porque alguien actúe mal si nosotros no actuamos del modo correcto, si no somos ejemplo ante esa mala práctica. Esto nos llenará de luz en cada una de nuestras acciones, y permitirá transmitir grandes cantidades de luz al resto de las personas.

Más información:

Comentarios

  1. Es mejor apoyar y animar a las personas tristes o deprimidas. No écharles en cara su depresión o si desanimó. Lo que haremos es que se encierren más en si mismos. Y s les animamos o sonreímos poco a poco tendrán alegría en sus corazones

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Índice

Contactar o suscribirse

Descargas gratuitas de publicaciones y enlaces de interés