Transmitid la Palabra

Comunicación Espírita realizada el 22/03/2020 (transcripción íntegra)

 

Contenidos:

-         Ninguna enseñanza genérica puede llegar a los corazones y a las mentes de todo el mundo.

-         La diversidad de personas, los niveles de elevación espiritual y los grados de desarrollo físico.

-         Mezclar la información produce rechazo.

-         La información más profunda se puede llegar a simplificar.

-         Se puede llegar a mucha gente a través del humor y la alegría.

-         Todos los que reciben la llamada de difundir la palabra de Dios, también pueden escuchar la posibilidad de manifestarse.

-         Mantener la fe y observar hacia dónde se dirige nuestro destino.

-         Traducid, convertidlas en lenguaje simple, en canciones para niños y adultos, en poesía.

-         Transformar la palabra de la verdad en actos de bondad.

-         La verdad, la belleza y la bondad deben manifestarse en cada uno de acuerdo con sus capacidades, son los talentos del Maestro Jesús.

-         Aprovechad el tiempo. Tenéis la oportunidad de oro para poder transformaros y transformar a los demás.

-         Transmitid todas las virtudes y silenciad todos los defectos.

-         Comprended, tened compasión.

-         Cumplid con vuestra parte.

-         Vuestros actos serán la semilla que crezca y fructifique entre los demás hermanos.

-         Buscad las miles de formas que hay de transmitir la Palabra, para que pueda llegar a todos los rincones de la Tierra a través de vuestra participación activa.

 

¿Para quienes son las enseñanzas? Todas las enseñanzas están dirigidas a un determinado grupo de personas. Ninguna enseñanza genérica puede llegar a los corazones y a las mentes de todo el mundo, porque la diversidad de personas es absoluta, los niveles de elevación espiritual son infinitos y los grados de desarrollo físico influyen decisivamente. Así, a un niño, no se le pueden explicar las cosas del mismo modo que a un adulto; a un ignorante no puede explicársele como a una persona culta. Y mezclar la información produce rechazo, porque, si una persona ignorante recibe información elemental mezclada con información compleja, no la aprovecha en ninguno de los casos. Y lo mismo ocurrirá con una persona cultivada, que verá una pérdida de tiempo en la simpleza de la información que recibe.

 

Sin embargo, las almas de cada uno de vosotros, tienen finalidades diferentes y múltiples, a lo largo de vuestra existencia, y la información más profunda se puede llegar a simplificar, para que llegue a los corazones y mentes de los simples y de los niños. A través del humor y a través de la alegría se puede llegar a mucha gente. Y todos aquellos que reciben la llamada de cumplir su misión, de difundir la palabra de Dios, también pueden escuchar cuál es el modo en el que cada tiene la posibilidad de manifestarse. Y hay personas que la misión es educar a sus hijos, pero a la vez, de ser apóstoles entre sus familias. Otros recibirán el rechazo de ellos, y encontrarán buena acogida entre los extraños. Pero si mantenemos la fe, la confianza, podremos observar hacia dónde se dirige nuestro destino. Traducid a otros idiomas las palabras inspiradoras, convertidlas en lenguaje simple, en canciones para niños y adultos, en poesía. Transforman la verdad y le aportan belleza. Convertid las palabras en actos de dulzura, de cualquier manifestación de amor. Es transformar la palabra de la verdad en actos de bondad. Por lo tanto, la verdad, la belleza y la bondad deben manifestarse en cada uno de acuerdo con sus capacidades. Son los talentos de los que habla la parábola de nuestro Maestro Jesús[1]. Y cada cual dispone de los suyos para poder hacerse digno del cumplimiento de su misión en su vida actual. Aprovechad el tiempo si lo deseáis, porque tenéis la oportunidad de oro para poder transformaros y transformar a los demás. Sed paz, sed alegría. Transmitid todas las virtudes y silenciad todos los defectos, porque muchos de los que estáis criticando las acciones de otros no seríais capaces de hacerlo mejor.

 

Comprended, tened compasión de los que tienen las responsabilidades de la vida, y no son capaces de aprovecharlas para el bien de la humanidad, porque ellos pagarán por su iniquidad. Y concentraos en cumplir con vuestra parte, porque ese es el gran regalo que le estáis haciendo a la humanidad, porque vuestros actos serán la semilla que crezca y fructifique entre los demás hermanos. Por eso, buscad la forma, las miles de formas que hay de transmitir la Palabra, para que pueda llegar a todos los rincones de la Tierra a través de vuestra participación activa.

 

[1] Parábola de los talentos: Evangelio según San Mateo 25, 14-30

 

Artículos relacionados:

La importancia del amor

 

Más información:

Índice

Contactar o suscribirse

Comentarios

Entradas populares de este blog

Índice

Solicitudes de Oraciones

Actividades de apoyo y ayuda