Cómo aprender rápido el camino de Dios

Comunicación realizada el 18/04/2020 (transcripción íntegra)

Contenidos:
-         Extender la palabra de Dios a todos los rincones de nuestra existencia.
-         La herramienta que permite mantener un criterio perfecto para actuar.
-         Interiorizar.
-         Discriminar.
-         Practicar.
-         Analizar.
-         Empezad desde este momento.
-         Convenceros de la transfiguración que deseáis hacer en vuestra vida.
-         Dejar todo.
-         Plantearos todas y cada una de las cosas.
-         Convertirse en alguien nuevo.
-         La gran escuela.
-         La vida no es contemplativa, es activa.
-         La concordia, el elemento esencial de la Ley del Amor.
-         Buscad la verdad, la belleza y la bondad.
-         Todas ellas son manifestaciones de amor.

SOLICITUD

Queridos Hermanos de Luz, sé positivamente que la palabra de Dios la podemos extender a todos los rincones de nuestra existencia. También sé que la Regla de Oro de Jesús[1] es la herramienta que permite mantener un criterio perfecto para actuar en la vida, en todo momento. Quería pediros si me podéis dar algún consejo más, para que una persona que desee empezar, pueda aprender rápidamente.

RESPUESTA

Para poder aprender rápido es necesario interiorizar toda la información[2]. Hay que ser capaz de discriminar la información adecuada, para poder seleccionar, y después ponerla en práctica, analizando todos los días y en todos los momentos, siempre que sea posible, todos y cada uno de aquellos actos, de aquellos pensamientos y sentimientos de los que somos responsables.

INTERIORIZAR
DISCRIMINAR
PRACTICAR
ANALIZAR

Aprender rápido significa poner en práctica las cosas pronto. Empezad desde el primer momento, desde este momento. Sed capaces de convenceros de la transfiguración que deseáis hacer en vuestra vida. Para eso, tenéis que dejar todo. Todas vuestras costumbres, todas vuestras manías, todos vuestros prejuicios, y empezad a plantearos[3] todas y cada una de las cosas.

Eso es convertirse en alguien nuevo, y es cuestión de decisión. Decidir que os ponéis al servicio de Dios Padre todopoderoso. Que el amor será la guía de vuestra vida. Que la verdad, la belleza y la bondad serán lo único que entre en el reducto, en la fortaleza de vuestro ser. Que expulsaréis los demonios del miedo, que se revisten de odio, de enfado, de envidia, de lujuria, de avaricia, de codicia...

Seréis consecuentes y vuestra vida será la gran escuela donde seguiréis aprendiendo. Porque cada error que cometáis será una lección. Cada éxito que tengáis tendrá una recompensa, principalmente en la satisfacción de que os sentís en el camino.

Seguid aprendiendo. Leed, estudiad, de donde veáis fuentes que no se contradigan, que entren en vuestro corazón, y que os den la señal de que están facilitándoos avanzar en el camino del Padre Eterno.

Entended que la vida no es contemplativa, es activa. Tenéis que ganar vuestro sustento de forma honrada. Tenéis que tener relaciones con vuestros hermanos, buscando siempre la concordia, que es el elemento esencial de la Ley del Amor.

Buscad en todos vuestros actos, y vuestras responsabilidades, y vuestras manifestaciones de todo tipo, la verdad, la belleza y la bondad. Todas ellas son manifestaciones de amor.

Así aprenderéis rápido, y avanzaréis desde el primer momento de la decisión que toméis en el camino que Dios ha destinado para vosotros.

[2] Se entiende “información” como toda enseñanza que nos da la vida.
[3] Se entiende “plantearos” como analizar y valorar. Es un renacimiento en espíritu y en verdad, por lo que hay que “plantearse” cada una de las verdades anteriores, para mantenerla o desecharla, y poder escapar de la fuerza de la costumbre y la rutina.

Más información:

Comentarios

Entradas populares de este blog

Índice

Contactar o suscribirse

Descargas gratuitas de publicaciones y enlaces de interés