Los que más sufren

Comunicación realizada el 04/04/2020 (transcripción íntegra)

Contenidos:
-         Muchos de nuestros hermanos han llegado con muy variadas dificultades.
-         Todos estamos limitados en mayor o menor grado.
-         La fortuna da posibilidades de evolucionar, pero también da responsabilidades.
-         Los hermanos necesitados dan oportunidades de demostrar que nosotros somos dignos merecedores.
-         Remover nuestras conciencias.
-         El primero entre vosotros tiene que ser el último.
-         Estar dispuestos al servicio a vuestros semejantes.
-         Cuando un hermano sufriente ha decidido venir a este mundo con una limitación o ha decidido sufrir un percance.
-         Ayudan al desarrollo de la compasión de las personas con las que conviven.

En este mundo hay muchos de nuestros hermanos que han llegado con muy variadas dificultades. Los hay que han nacido en la más absoluta pobreza, sin una luz de esperanza. Los hay que han nacido con dificultades mentales, con dificultades físicas, con dificultades emocionales. Pero todos estamos limitados en mayor o menor grado, y las personas que son deficitarias son más dignas de compasión por parte de los que tienen la fortuna de haber nacido con otras cualidades más desarrolladas. Y digo fortuna porque da posibilidades de evolucionar, pero también da responsabilidades.

Tened en cuenta que todos los hermanos necesitados de compasión, necesitados de amor, necesitados de ayuda, son oportunidades que tenemos para poder demostrar que nosotros somos dignos merecedores de los bienes que hemos recibido en el mundo. Nada como la compasión absoluta ante el que sufre, que nos permite remover nuestras conciencias, y preguntarnos “qué es lo que yo puedo hacer para poder aliviar sus necesidades”. El primero entre vosotros tiene que ser el último, recordadlo bien, y tenéis que estar dispuestos al servicio a vuestros semejantes. Por eso, las personas que han decidido ayudar a todos los hermanos sufrientes, son los que tienen más oportunidades de crecer en cuanto a las capacidades que han recibido del Padre. Porque son las grandes oportunidades que nos da la vida, las que podemos aprovechar.

Cuando un hermano sufriente ha decidido venir a este mundo con una limitación o ha decidido sufrir un percance a lo largo de su vida para encontrarse impedido o limitado, se ha autoimpuesto una gran prueba, que le permitirá una rápida evolución si la asume de buen grado. Tened en cuenta que muchos de los hermanos que tienen deficiencias mentales o graves problemas físicos han venido con la única intención de ayudar al desarrollo de la compasión de las personas con las que conviven, y ese sacrificio les honra, porque nos da a los demás las oportunidades de poder crecer en amor y en compasión, nos da las oportunidades de ayudar, de estar siempre dispuestos, de ser realmente los últimos entre todos. Por tanto, cada vez que os crucéis con uno de estos seres, con uno de estos hermanos, recordad que siempre os están dando oportunidades para desarrollar el amor, y que es un gran privilegio el poder servirles.

Más información:

Comentarios

  1. Muy bien ser solidario y compasivo con la gente necesitada o con problemas. El día de mañana quien sabe si eres tu el que tienes problemas ; y necesitas ayuda

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por aportar tus comentarios. Serán publicados tras la revisión por el administrador

Entradas populares de este blog

Índice

Solicitudes de Oraciones

Actividades de apoyo y ayuda