La responsabilidad en la era de la información

Comunicación realizada el 19/03/2020 (adaptación para comunicado público)

Contenidos:
-         Los que informan, en su mayoría son grandes ignorantes.
-         Las informaciones infantiles y superfluas.
-         Toda la información que no contribuye al camino del Padre Eterno, es contraria a él.
-         Si producís dolor, estáis apartándoos del camino del amor.
-         Comunicar las cosas a cada persona.
-         Los mensajes que se reenvían son carentes de alma.
-         Asumir el papel responsable de mantener unas relaciones basadas en el nivel más sublime de espiritualidad.
-         Recibir información basada en el miedo, en el odio o superflua.
-         Evitar toda la contaminación que os llega a través de las redes.
-         Mensajes de vuestra onda vibratoria.
-         Las alabanzas se deben dar en público, pero los reproches se deben hacer en privado.
-         Estar revestidos de amor en todas las palabras.
-         Hacer entender la vibración que sale de vuestro corazón.
-         La belleza mezclada en el fango de las cosas mundanas.
-         Zarandead a los demás como la vida os ha zarandeado a vosotros.
-         Una vibración de esperanza que hace que cambiéis de un modo inmediato.
-         Personas que se separen de vosotros.
-         Hablar de acuerdo a lo que realmente esté maduro en vuestra alma.
-         Los impulsos momentáneos de las emociones intensas.
-         Tremendamente complicado y maravillosamente gratificante.

Estáis en la era de la información, pero los que informan, en su mayoría son grandes ignorantes. Tenéis que tener la valentía, pero también la caridad y el tacto, de agradecer las informaciones infantiles y superfluas, pero informad de que vuestros objetivos y vuestro tiempo deseáis dedicarlos a tareas que están fuera de esa línea. Y pedid comprensión a las personas, porque os comunican las cosas de buena fe. Pedid humildemente la comprensión, y pedidles que os hagan el favor de llenar vuestras redes de amor, en lugar de recibir malas vibraciones.

Toda la información que no contribuye al camino del Padre Eterno, es contraria a él. Tenéis que decirlo con tacto, tenéis que seguir el camino del bien. Si producís dolor, estáis apartándoos del camino del amor. Cada persona es diferente, y como consecuencia de ello, a cada persona hay que comunicarle las cosas de forma diferente también.

Los mensajes que se reenvían son carentes de alma. Estáis contaminados de información que no es útil, pero todas las personas que os envían mensajes de este tipo están demostrando en qué vibración se están moviendo.

Vosotros no sois responsables de los demás, pero si adoptáis la decisión de ser apóstoles del Padre Eterno, vuestra obligación es asumir el papel responsable de mantener unas relaciones con los demás basadas en el nivel más sublime de espiritualidad. “El que calla, otorga”, dice el refrán. Si recibís mensajes absurdos y no respondéis con nada, estáis transmitiendo que estáis de acuerdo con ellos.

-       ¿Quieres decirme que mande un mensaje maravilloso que diga “vamos a dedicarnos solamente a mandar pensamientos positivos; por favor, no me mandéis pensamientos negativos, no quiero recibirlos”?

Cada persona es diferente. Las personas a las que conoces son normalmente las personas que te envían la información. En el mundo de las redes, puedes recibir información de otras personas a las que no conoces, pero “por nuestros hechos nos conocerán a todos”, y recibir información basada en el miedo, basada en el odio, o simplemente superflua, es para vosotros una gran pérdida de tiempo.

El camino que os marco, para que podáis elegirlo si lo deseáis, es evitar toda la contaminación que os llega a través de las redes. Si tenéis la forma amorosa de poder transmitir mediante el ejemplo, enviando mensajes positivos, estáis demostrando, estáis dando ejemplo, de buena práctica, pero debéis transmitir también que no estáis dispuestos a recibir mensajes que estén fuera de vuestra onda vibratoria.

Las alabanzas se deben dar en público, pero los reproches se deben hacer en privado. Tened esto en cuenta, y tenéis que estar revestidos, constantemente, de amor en todas las palabras. Qué mejor que hablar directamente a las personas, en lugar de enviarles mensajes, para que puedan llegar a entender la vibración que sale de vuestro corazón.

Sois apóstoles, si lo queréis ser, y para ello tenéis que enfrentaros a la adversidad, y de poco sirve que los demás reciban mensajes llenos de belleza si se mezclan en el fango de las cosas mundanas.

Zarandead a los demás como la vida os ha zarandeado a vosotros. Una vibración de esperanza que hace que cambiéis de un modo inmediato, porque llegáis a comprender cuál es camino que realmente estabais buscando, para cumplir lo que dentro de vosotros os está empujando, día tras día, constantemente. Y cuando os alejáis de ello se produce una insatisfacción en vuestra alma que os deja vacíos.

Comprended el gran proceso, siempre a través del amor. Y habrá personas que se separen de vosotros, porque no quieren comprenderlo, pero vosotros seguiréis amándoles igualmente, y respetaréis sus decisiones, porque estaréis en la línea del Padre Eterno, y entendéis el libre albedrío, para que cada cual entre en esta corriente cuando lo crea oportuno. Es el gran respeto que debéis mostrar constantemente.

Y os hará pacientes, y escucharéis antes de hablar. Y solo hablaréis de acuerdo a lo que realmente esté maduro en vuestra alma. No os dejaréis llevar por los impulsos momentáneos de las emociones intensas. Esperaréis a calmar vuestro corazón cuando esté agitado, y pediréis constantemente ser guiados por vuestro espíritu protector, para que las palabras sean coherentes con vuestro camino.

-       Es que es tremendamente complicado.

Y maravillosamente gratificante. Espero que estas enseñanzas que os he transmitido puedan seros de utilidad.

Más información:


Comentarios

Entradas populares de este blog

Índice

Solicitudes de Oraciones

Actividades de apoyo y ayuda