La sincronización de pensamientos, sentimientos y actos

Comunicación realizada el 30/04/2020 (adaptación para comunicado público)

Contenidos:
-         El proceso de manifestación del ser humano.
-         Todos somos reflejo de lo que hacemos.
-         El filtro de vuestros pensamientos.
-         Qué son los pensamientos.
-         Las ideas que os tienen atados a complejos.
-         El análisis de la biblioteca de vuestra mente.
-         Juzgar los pensamientos.
-         Actuación automática.

El proceso de manifestación del ser humano incluye una fase interna y otra fase de exteriorización de ese proceso interno. Todos somos reflejo de lo que hacemos. Por eso dijo el gran Maestro Jesús “por sus hechos los conoceréis”. Pero para que se produzcan los hechos, previamente hay un proceso interno. Ese proceso incluye los pensamientos y los sentimientos. Tened en cuenta que toda la información que viene de vuestro exterior, y toda la información que surge de vosotros mismos, está pasada por el filtro de vuestros pensamientos, que valoran, que juzgan cada información, cada hecho que observáis, y lo entienden como bueno o como malo, como agradable o desagradable, como lícito o ilícito.

Esos pensamientos son las ideas que tenéis, las que habéis aprendido, a las que os habéis sometido por vuestra educación. Y podréis tener complejos, derivados de todas esas enseñanzas. Especialmente de las ideas que os tienen atados a complejos, los cuales nunca están asistidos por la ley del amor.

Es necesario, por tanto, en todo proceso evolutivo, que hagáis un análisis constante de toda la biblioteca que tenéis en vuestra mente, que juzguéis constantemente todos vuestros pensamientos y que siempre os preguntéis si cumplen con la ley eterna del amor de Dios. Porque los pensamientos están basados en la costumbre, y si tenéis la costumbre adquirida, lo que entendemos por la cultura o el aprendizaje social, se actúa de forma automática, sin meditar. Realmente no son pensamientos lo que estáis utilizando, sino que son sistemas rígidos que dirigen vuestra vida. Y nunca jamás se puede evolucionar si no se cambia ese modo de entenderlo.

Más información:

Comentarios

Entradas populares de este blog

Índice

Contactar o suscribirse

Descargas gratuitas de publicaciones y enlaces de interés