Sobre la difusión de información personal, pero de interés general

Comunicación Espírita realizada el 18/07/2020 (transcripción íntegra)

 

Contenidos:

-         Las enseñanzas que os transmitimos están dirigidas por Hermanos superiores.

-         Nosotros nos dirigimos a toda la humanidad.

-         En el ámbito particular, cada hermano tiene que ser capaz de afrontar las pruebas de su vida.

-         Algunas cuestiones concretas, que son muy particulares, no se publican.

-         Las enseñanzas tienen la finalidad de que puedan llegar al máximo de hermanos, tanto encarnados como desencarnados.

-         Nuestras respuestas no son propiedad de nadie.

-         Cuando alguien hace una consulta, debe ajustarse a los objetivos que nosotros marcamos.

-         Nuestras respuestas nunca tienen una finalidad personalizada.

-         Pretender quedarse con la información de un modo exclusivo demuestra egoísmo e ignorancia.

-         La responsabilidad la tiene cada persona, para obtener la evolución que les pueda corresponder.

 

SOLICITUD

 

-       Os pido que me asesoréis sobre difundir la información personal, pero que pueda ser de utilidad para otras personas.

 

RESPUESTA

 

Las enseñanzas que os transmitimos están dirigidas por Hermanos superiores. Nosotros nos dirigimos a toda la humanidad, y nuestras enseñanzas, cuando las aportamos a título particular, hacemos lo posible para que tengan una trascendencia más general, porque en el ámbito particular, cada hermano tiene que ser capaz de afrontar las pruebas de su vida. Por eso, las enseñanzas que os aportamos ante preguntas particulares, hacemos lo posible para que estén formuladas de manera que tengan una aplicación en el ámbito general, como enseñanza para toda la humanidad.

 

Algunas cuestiones concretas, que son muy particulares, tú, hermano, ya te encargas de separarlas, de modo que eso no se publica. Pero las enseñanzas que nosotros os otorgamos no están dirigidas solo a vosotros. Ya os dijimos que tienen la finalidad de que puedan llegar al máximo de hermanos, tanto encarnados como desencarnados. Nosotros nos encargamos de que los hermanos desencarnados que lo necesitan, tengan la oportunidad de recibir estas enseñanzas, y tú, hermano, eres el que te encargas de difundirlo a los hermanos encarnados. Que lo aprovechen en mayor o menor medida es responsabilidad de ellos, no tuya.

 

La participación de otras personas favorece que las consultas sean más amplias. Pero nuestras respuestas no son propiedad de nadie, y pretender que una respuesta particular solamente se quede en el ámbito personal no está mostrando que se sigue la Ley del Amor, que constantemente estamos intentando transmitir.

 

Por tanto, cuando alguien hace una consulta, debe entender que debe de ajustarse a los objetivos que nosotros marcamos, enseñanzas relacionadas con la moral y la espiritualidad y, por tanto, nuestras respuestas nunca tienen una finalidad personalizada.

 

Cuando se pretende quedarse con la información de un modo exclusivo, se está demostrando egoísmo pero, sobre todo, ignorancia, porque no se comprende el motivo por el que estamos realizando esta labor. En cualquier caso, la responsabilidad la tiene cada persona. Nosotros, en relación con los contenidos que te aportamos. Tú, a la hora de transmitir la información que recibes. Y el resto de las personas que reciben estas enseñanzas, tienen la responsabilidad de poder aplicarlas y difundirlas. El criterio que quieran tener es totalmente personal. Es su responsabilidad, para obtener la evolución que les pueda corresponder por sus méritos personales

 

Más información:

Índice

Contactar o suscribirse


Comentarios

Entradas populares de este blog

Índice

Contactar o suscribirse

La Ley del Amor