Indicador de las capacidades mediúmnicas

Comunicación realizada el 20/07/2020 (extracto textual de la sesión completa)

Contenidos:
-         La sensibilidad.
-         Contacto con hermanos desencarnados en fases avanzadas de su vida.
-         Capacidades en estado latente.
-         Explicar cómo ser capaz de captar los mensajes de los Hermanos Espirituales.
-         Diferentes modelos de contacto.
-         Contacto con otros médiums.
-         Extraer la información de vuestro interior.
-         Desarrollo de la moral y la espiritualidad.
-         Cada persona atrae a lo que es similar.
-         Centrarse en contactar con espíritus sin ningún criterio.
-         Buscad el modo de progresar y escuchad a vuestro corazón.
-         El objetivo de la existencia, tanto física como espiritual.
-         No necesariamente un espíritu elevado encarnado recibe solo a espíritus elevados desencarnados.
-         En los planos elevados, todos somos servidores.

-       ¿Hay algún indicador que pueda informarnos de las capacidades mediúmnicas que cada persona pueda tener?

Por sus hechos los conoceréis. La sensibilidad[1], hace que se puedan percibir cosas que, de otro modo, pueden pasar desapercibidas. De ahí ocurre que hay personas que pueden comenzar a experimentar el contacto con hermanos desencarnados en fases avanzadas de su vida. Porque, aunque han tenido en estado latente esas capacidades, nunca las han puesto en práctica hasta avanzada edad. Pero eso pasa con cualquier otra cualidad. Cuando alguien tiene capacidad para expresar sus visiones a través de las imágenes, llega un momento en que entiende cuáles son los pasos que tiene que dar para desarrollar sus capacidades de forma eficiente. Lo mismo ocurre con la mediumnidad. Es muy difícil que alguien pueda explicar a otra persona cómo ser capaz de captar los mensajes de los Hermanos Espirituales, ya sean de un nivel vibracional o de otro, y eso es porque entra dentro, absolutamente, del sentimiento. Y los sentimientos no se pueden expresar [o explicar]. Se puede intentar aproximar por medio de la palabra, pero nunca se pueden llegar a expresar totalmente.

Los diferentes modelos de contacto que se tienen con los Hermanos Espirituales hacen que cada uno de los hermanos que puedan canalizar, de los médiums, reciban unas experiencias que no tienen por qué ser coincidentes con otros. El estar en contacto con otros médiums les puede hacer intentar emularlos, y eso no siempre es positivo. Es mucho más importante extraer la información de vuestro interior, porque es ahí donde se desarrolla todo el proceso. Como consecuencia de ello, no se puede afirmar que haya un determinado elemento que pueda garantizar la capacidad mediúmnica de una persona. Pero sí que aconsejamos que se desarrolle la moral y la espiritualidad de las personas antes de buscar el contacto con los seres espirituales. Porque, del mismo modo que en el plano físico podéis contactar con personas buenas o con personas malas, así también podéis hacerlo en el plano espiritual. Y cada persona atrae a lo que es similar. Centrarse solamente en contactar con espíritus sin ningún criterio es un peligroso modo de exponerse a recibir influencias negativas. Buscad el modo de progresar y escuchad a vuestro corazón. Mantened la consciencia, observándoos en cada una de las maravillosas oportunidades que tenéis de cometer errores, porque son enseñanzas importantísimas que os permiten progresar en el momento en que sois conscientes de que os habéis equivocado, que adoptáis la decisión de corregir vuestra actitud, y que compensáis el daño cometido, haciendo el bien de forma multiplicada. Ese es el objetivo de la existencia, tanto física como espiritual. Es el único objetivo, y a él se subordinan todas las demás cosas, incluido también el desarrollo de la mediumnidad.

Pero hay médiums que tienen un desarrollo espiritual elevado, y médiums que lo tienen un poco menos elevado. No necesariamente un espíritu elevado encarnado recibe solo a espíritus elevados desencarnados. El hermano canalizador no es un espíritu elevado, y nosotros tampoco. Nos falta muchísimo para poder recibir la denominación de Espíritus Elevados por otros Hermanos Superiores. Y lo explico de este modo para que podáis entenderlo, porque en los planos elevados, todos somos servidores. Nadie busca denominarse de esta forma. Pero queremos expresarlo así para que se pueda entender porque, al fin y al cabo, el avance en el camino del Padre nos permite impregnarnos de una luz cada vez más elevada como consecuencia de nuestro nivel vibratorio. Pero eso, simplemente, trae como consecuencia un mayor nivel de felicidad y una mayor intención de servicio a los demás.

[1] Ver artículo La sensibilidad

Más información:

Comentarios

Entradas populares de este blog

Índice

Solicitudes de Oraciones

Actividades de apoyo y ayuda