Paciencia y humildad (2)

Comunicación realizada el 10/08/2020 (extracto textual de la sesión completa)

Contenidos:
-         Entended a los demás hermanos que hay a vuestro alrededor.
-         Vosotros tenéis la oportunidad de observarlo.
-         Dar la oportunidad, si ellos quieren, de poder evolucionar.
-         El libre albedrío es difícil de sentir de forma plena en vuestro nivel.
-         El orgullo os empuja de un modo muy intenso.
-         Entender ese proceso a través de la consciencia.
-         La humildad es un proceso totalmente consciente.
-         El orgullo es totalmente inconsciente.
-         No exigiréis nada a cambio.
-         La paciencia es una cualidad esencial para todo el que quiere llegar lejos.

Comentáis, hermanos, que tenemos paciencia. Así mismo tenéis que entender a los demás hermanos que hay a vuestro alrededor. Y cuando decís que alguien os molesta, que os crispa, entended la importancia de la paciencia, de la compasión. Porque vosotros lo estáis observando, tenéis la oportunidad de observarlo, pero el que no actúa correctamente, todavía no tiene ese punto de evolución, y gracias a vuestras aportaciones, a vuestras palabras y a vuestros actos, le dais la oportunidad, si ellos quieren, de poder evolucionar.

Pero siempre hay libre albedrío, total libertad. Y eso es difícil de alcanzar, de sentir de forma plena en vuestro nivel. Porque el orgullo os empuja de un modo muy intenso. Y estáis pensando en que le habéis dado una gran lección que debe aprender y, sin embargo, la rechaza. Y en vez de sentir felicidad y amor por la compasión que podéis transmitirle, os pasa lo contrario, y sentís furia e indignación, que es, precisamente, lo que menos necesita una persona que se encuentra obcecada en el error. Y se produce un efecto acumulativo. Y hasta que no entendáis a través de la consciencia de que estáis entrando en ese proceso, no podréis frenarlo.

Mantened la atención a través de vuestra humildad, porque la humildad es un proceso totalmente consciente, del mismo modo que el orgullo es totalmente inconsciente. Y así podréis transmitir vuestras enseñanzas a través del ejemplo, de vuestras palabras, de vuestros actos. Y no exigiréis nada a cambio, ni siquiera exigiréis atención por parte de los demás. Porque eso será cuestión de ellos [de su incumbencia y responsabilidad], y a través de vuestro ejemplo, ese proceso seguirá dándoles oportunidades. Pero tendréis que seguir entendiendo que cada uno de los seres evolutivos tiene el libre albedrío para poder escuchar las enseñanzas y los consejos.

Por tanto, paciencia. Es una palabra muy importante, una cualidad esencial para todo el que quiere llegar lejos.


Más información:

Comentarios

Entradas populares de este blog

Índice

Contactar o suscribirse

La Ley del Amor