Conducir el vehículo de nuestra mente

Comentarios personales del canalizador, con influencia de los Hermanos Espirituales del 02/10/2020

 

Contenidos:

-         La mente se puede entender como un vehículo.

-         Los pensamientos.

-         La voluntad.

-         Los valores.

-         La atención.

-         Captar las realidades de un modo cada vez más preciso.

-         Transitar en el camino de la vida eterna.

 

La mente se puede entender como un vehículo, y nuestros pensamientos son el motor que la impulsa. Pero la voluntad es el volante que la dirige, apoyada en los valores que tenemos asentados en nuestro interior. Y para no salirnos de la carretera, necesitamos mantener la atención en todos los procesos externos, como podrían ser las curvas, los baches, los accidentes, y en todos los procesos internos, como podría ser el funcionamiento del motor y de todo el resto del vehículo. Por tanto, con esta consciencia estamos captando todas las realidades de un modo cada vez más preciso, cada vez menos influido por nuestros prejuicios y nuestros errores, lo que nos permitirá transitar en el camino de la vida eterna de un modo más eficiente, más rápido, más seguro y más feliz.

 

Más información:

Índice

Contactar o suscribirse


Comentarios

Entradas populares de este blog

Índice

Contactar o suscribirse

La muerte y sus consecuencias