La afinidad entre los espíritus

Comunicación realizada el 26/10/2020 (extracto textual de la sesión completa)

 

Contenidos:

-         Cuando cualquier hermano desencarna.

-         Los vínculos formales de la Tierra y los vínculos que están relacionados con el amor.

-         Los vínculos de dependencia.

-         Vinculación entre desencarnados y encarnados.

 

Cuando cualquier hermano desencarna, cambia totalmente el camino en el que estaba durante su etapa encarnada. La afinidad entre los espíritus deja de estar formada por los vínculos formales de la Tierra. Los padres, los hijos, los esposos, esos vínculos dejan de tener sentido, pero sí que se mantienen los vínculos que están relacionados con el amor. Esta relación se mantiene en la eternidad, porque el amor es eterno y deja unas huellas en el alma inmortal que nunca desaparecen.

 

Cuando un espíritu, ya sea encarnado o desencarnado, tiene un fuerte vínculo de dependencia con otro[1], esa dependencia, que siempre es de carácter afectivo, está absolutamente vinculada, es absolutamente dependiente, de los estados emocionales del otro espíritu, de tal modo que, cuando uno de ellos es feliz, el otro se alegra, cuando uno de ellos está triste, el otro también. Y hay muchos casos en que los hermanos desencarnados se quedan vinculados de un modo muy intenso a los hermanos que todavía siguen encarnados, y el sufrimiento que se produce por la separación de la muerte se convierte en un sufrimiento mutuo por parte de los espíritus, tanto del encarnado como del desencarnado.

 

[1] Nota del canalizador: evidentemente, la dependencia entre una persona y otra es una cualidad limitante que debe ser superada.

 

Más información:

Índice

Contactar o suscribirse


Comentarios

Entradas populares de este blog

Índice

Solicitudes de Oraciones

Actividades de apoyo y ayuda