Cuando no conocemos el camino que tenemos que seguir

Comunicación realizada el 09/11/2020 (extracto textual de la sesión completa)

 

Contenidos:

-         La evolución en el mundo espiritual y en el encarnado.

-         Cuando tenéis la oportunidad de aproximaros a maestros superiores.

-         Las experiencias que provocan enseñanzas.

-         Aprendizaje en el momento en que tenéis una actitud más abierta.

-         Escuchar y practicar.

-         Las oportunidades prácticas para poder apoyar vuestro aprendizaje.

-         El nivel de comprensión y el sufrimiento.

-         Lo que verdaderamente mueve todo este proceso.

 

Una de las grandes dudas que tienen muchos de los hermanos encarnados está relacionada con que no conocen el camino que tienen que seguir. En el mundo espiritual estamos evolucionando de un modo limitado, hasta cierto nivel. Ese espacio de progreso está asociado a los procesos encarnados para poder demostrar que se han conocido las enseñanzas adquiridas, unas enseñanzas que se reciben, tanto en los planos encarnado como desencarnado, y que se basan esencialmente en la experiencia.

 

Pero cuando tenéis la oportunidad de aproximaros a maestros superiores, os podemos aportar enseñanzas que no necesitaréis aprender a base de la experiencia. Las experiencias que provocan enseñanzas son de dos tipos:

-       Experiencias propias, que normalmente incluyen dolor, porque se basan en los errores que se cometen en la vida, y de los cuales se aprende.

-       Y la observación de las experiencias de otras personas, de donde podéis aprender sin necesidad de sufrir directamente los efectos de esos errores.

 

Y en el momento en que tenéis una actitud más abierta, comenzáis a aprender también de los buenos procedimientos de actuación de los demás. Esas enseñanzas prácticas son la mejor escuela, porque os permiten seguir los caminos correctos que ya han sido transitados por otros. Exactamente lo mismo ocurre cuando escucháis a otros seres, más evolucionados que vosotros en determinados aspectos, que os puedan transmitir las enseñanzas.

 

Pero de poco sirve escuchar si luego no se pone en práctica. Por eso podréis comprobar que muchas de las enseñanzas que se os dan os suponen, muy poco tiempo después, oportunidades prácticas para poder apoyar vuestro aprendizaje. Esas oportunidades varían de acuerdo a vuestra actitud y a vuestro nivel de comprensión. Si el nivel es suficientemente elevado, el sufrimiento será mínimo; de hecho, podemos decir que no existe sufrimiento en el momento en que existe comprensión. Otros niveles de comprensión inferiores exigirán pasar por procesos de mayor sufrimiento para poder haceros conscientes de la necesidad de progreso que tiene la actuación de acuerdo a los designios del Padre Eterno.

 

Y lo que verdaderamente mueve todo este proceso es la actitud amorosa que produce felicidad en cada paso que dais en la dirección del Padre. Aunque tengáis que pasar por adversidades, en vuestro interior podrá brillar la llama del amor absoluto, la chispa divina que Dios ha puesto en cada uno de nosotros, y que nos permite sintonizar con ella en el momento en que nos sentimos que avanzamos en este camino que Dios nos marca.

 

Más información:

Índice

Contactar o suscribirse


Comentarios

Entradas populares de este blog

Índice

Contactar o suscribirse

Descargas gratuitas de publicaciones y enlaces de interés