La actitud de atención

Comunicación realizada el 26/10/2020 (extracto textual de la sesión completa)

 

Contenidos:

-         Entended el concepto.

-         Lo que generan los procesos internos.

-         El pensamiento consciente.

-         La sonrisa en el corazón.

-         El filtro de todo lo que entra y sale de vosotros.

-         Transformar vuestra realidad interna y externa.

-         Influir a través de ese filtro.

-         Cambiar el filtro.

-         La práctica en el proceso de consolidación.

-         Conocernos a nosotros mismos.

-         La introspección y la concentración.

-         Conducir suavemente a la mente.

-         Requisitos para cambiar.

 

Entended el concepto de mantener una actitud de atención, atención ante la vida pero, sobre todo, ante todos los procesos que se producen en vuestro interior, porque esos procesos son los que, al final, generan vuestros actos. El pensamiento consciente modifica, modula, toda la realidad, y cuando mantenéis una sonrisa en vuestro corazón, estáis creando un filtro que hace que todo lo que entra y todo lo que sale de vosotros esté impregnado de esos valores. Cuando tenéis una actitud de rencor, de odio, toda la información que entra y que sale de vosotros estará impregnada de ello. Fijaros hasta qué punto es importante mantener una actitud positiva en todo aquello que entre o salga de vosotros, porque gracias a ello, transformáis vuestra realidad interna y transformáis vuestra realidad externa. Influid en todas las personas y en todo vuestro entorno a través de ese filtro que utilizáis en la vida, y ese filtro lo podéis cambiar de acuerdo a vuestra voluntad.

 

Es una enseñanza muy importante, porque permite cambiar de forma inmediata cualquier actitud. Pero solo a través de la práctica se acaba consolidando. Cuando tenemos una actitud de carácter negativo, y la queremos cambiar, debemos mantener la conciencia y la consciencia, de tal manera que cada vez que vuelva a aparecer esa actitud negativa, la sustituyamos con la actitud positiva que deseamos cambiar, y eso hace que cada una de las cualidades que tenemos pueda ser mejorada a través de la consciencia[1]. Conocernos a nosotros mismos. Es la única forma de poder evolucionar.

 

Eso implica introspección, estar metidos hacia dentro, observarnos constantemente y, cuando nuestra concentración se disperse, volver a concentrarnos, sin reproches, como quien empuja suavemente a un niño para evitar que caiga por un precipicio. Conducir suavemente a la mente es la mejor forma de poder evolucionar. Observad que, para ello, es necesario saber qué queremos cambiar y, por lo tanto, hace falta conocernos a nosotros mismos, mantener la consciencia de nuestra realidad para poder sustituir los malos hábitos, los hábitos erróneos, por otros que queremos mejorar.

 

Nota: Para ampliar, ver artículo La atención

[1] Ver artículo Consciencia y Conciencia

 

Más información:

Índice

Contactar o suscribirse

Comentarios

Entradas populares de este blog

Índice

Contactar o suscribirse

Descargas gratuitas de publicaciones y enlaces de interés