Un médium es como un papagayo

Comunicación recibida el 30/11/2020 (extracto textual de la sesión completa)

 

Contenidos:

-         Los médiums inconscientes, conscientes y semiconscientes.

-         Discriminar la información que os llega.

-         Buscadores de la verdad.

-         Entender el concepto de “ser como un papagayo”.

-         El orgullo de poder transmitir las enseñanzas que nosotros le entregamos.

-         Lo único que tiene mérito en vosotros.

 

-       Hay una anécdota que habla sobre que un médium es como un papagayo, que solo se limita a transmitir la información que recibe[1] ¿puedes comentarnos acerca de esto?

 

Depende del médium. Los médiums inconscientes solamente transmiten la información que reciben. Los médiums conscientes y semiconscientes pueden influir en la información que reciben. Es importante ser capaz de discriminar toda la información que os llega, ya sea a través de los Hermanos Espirituales o de cualquier otra fuente. Así seréis buscadores de la verdad, y no basaréis vuestra realidad en los criterios que os puedan marcar otros. En el caso del hermano [canalizador] él recibe la información en su mente, y la tiene que expresar de acuerdo con sus capacidades. Y ya hemos explicado que su proceso de aprendizaje nos facilita transmitir estas enseñanzas de un modo coherente, porque él no es un médium inconsciente, y si no tuviese la capacidad de entender los mensajes que le transmitimos, no sería capaz de poder darles expresión. Por lo tanto, debe entender el concepto de “ser como un papagayo” en el sentido de la humildad que debe mantener siempre, porque realmente el proceso y el esfuerzo que realiza en aprender, para poder transmitir las enseñanzas que nosotros le entregamos, no son motivo de orgullo porque, de hecho, el orgullo no deja de ser un gran error, una demostración de ignorancia, porque la sabiduría que vosotros adquirís con nuestras enseñanzas, eso es lo único que tiene mérito en vosotros, en relación con todo este proceso. Las conclusiones a las que llegáis a través de la lectura, estudio y meditación profunda de estas enseñanzas y de la aplicación a la vida cotidiana. Todo lo demás solo es un proceso, para que se pueda lograr el objetivo final deseado.

 

Con esta explicación podréis entender que es acertada la expresión de “ser como un papagayo”, pero que no todos los papagayos son capaces de transmitir los mismos mensajes. Pero, en cualquier caso, nunca debe ser motivo de orgullo, sino de satisfacción de poder ser un canal mejor para la expresión de las enseñanzas que os transmitimos.

 

[1] Película Divaldo Franco Medium de 01:00:50 a 01:02:00

 

Más información:

Índice

Contactar o suscribirse


Comentarios

Entradas populares de este blog

Índice

Contactar o suscribirse

La Ley del Amor