Los médiums que cobran

You can translate this web with Google Crome

Comunicación recibida el 23/03/2021 (extracto textual de la sesión completa)

 

Contenidos:

-         El trabajo del fundador del movimiento espiritista.

-         La misión que se tiene en la vida.

-         Todos los trabajos tienen una finalidad que permite ayudar a los demás.

-         Seguir el camino de Dios recibiendo una remuneración económica o sin hacerlo.

-         La ética del enriquecimiento.

-         Requisitos para cobrar.

-         Las críticas.

-         Ayudar a los demás es siempre una misión.

 

-       Los médiums que cobran ¿pueden beneficiar a alguien?

 

Cuando el fundador del movimiento espiritista realizó un trabajo, aprovechando las enseñanzas que recibía de los espíritus, y escribió los magníficos tratados que constituyen su obra fundamental, posteriormente los comercializó. Pero también se mantuvo realizando obras de caridad, incluso en los peores momentos.

 

Cuando la misión que se tiene en la vida está directamente vinculada al beneficio de los demás, como puede ser el caso del fundador del movimiento espírita, pero como también ocurre con tantas y tantas personas, porque todos los trabajos tienen una finalidad que permite ayudar a los demás, ya sea directamente, o ya sea a través de la oportunidad de relacionarse con otras personas, y poder aportarles la luz que cada cual dispone. Así, cuando una persona invierte tiempo y esfuerzo en una actividad laboral, y está recibiendo un dinero por ello, está actuando del mismo modo que actúa la inmensa mayoría de la humanidad, y si se centra en estar ayudando a las personas, ya sea recibiendo una remuneración económica o sin hacerlo, está siguiendo el camino de Dios.

 

Pero el enriquecimiento tiene que ser ético, tiene que ser coherente y mantener la seguridad a la hora de transmitir esas enseñanzas o esa ayuda que puedan dar a los demás. Si no se puede garantizar que la respuesta es correcta, que la energía que aportan garantiza el proceso curativo, si no pueden garantizar que la enseñanza que aportan o los consejos que dan tienen claramente una ventaja para esas personas, que les supone una ayuda evidente, si no es así, están cometiendo una falta importante. Porque en este caso están engañando a las personas.

 

El hecho de estar cobrando implica que tienen que tener las capacidades suficientemente desarrolladas como para poder dar la respuesta adecuada en el momento oportuno. Y cuando se tienen esas capacidades, y se dedican por entero a ayudar a través de una actividad laboral, es totalmente lícito. Porque los médicos o los maestros ayudan a las personas para cubrir sus necesidades de salud y de sabiduría, y es lícito que se les pague, porque se dedican de forma profesional a esta actividad, y nadie lo cuestiona.

 

Pretender que todo lo que venga del mundo espiritual deba entregarse siempre y en todos los casos de forma gratuita, hay que entender cuándo este principio no tiene sentido.

 

En vuestro caso, no necesitáis estar percibiendo ningún dinero por el trabajo que realizáis[1], pero otras personas no tienen otras formas de sustento, y las críticas que se les pueda hacer hay que valorarlas siempre de acuerdo al principio de amor y caridad. Ya dijo el Gran Maestro Jesús que, “el que esté libre de pecado, que tire la primera piedra”[2].

 

Así, comprended que ayudar a los demás es siempre una misión, y se puede manifestar de muchas formas, y esas formas pueden incluir una actividad laboral.

 

[1] Nota del canalizador: se refiere al trabajo de divulgación de los asistentes a la reunión. En este sentido, dentro del ámbito de Moral y Espiritualidad, nunca cobramos por ello (más info).

[2] Evangelio según San Juan 8,7.

 

Nota del canalizador: además de lo anterior, me tomo la libertad de incluir este pasaje de los evangelios que puede ayudar: “Juan le respondió diciendo: Maestro, hemos visto a uno que en tu nombre echaba fuera demonios, pero él no nos sigue; y se lo prohibimos, porque no nos seguía. Pero Jesús dijo: No se lo prohibáis; porque ninguno hay que haga milagro en mi nombre, que luego pueda decir mal de mí. Porque el que no es contra nosotros, por nosotros es” (Evangelio según San Marcos 9,38-40).

 

Más información:

Índice

Contactar o suscribirse

Actividades de apoyo y ayuda

Practicar la mediumnidad


Comentarios

  1. Que un medium cobre no es una actividad laboral sino un engaño porque nunca te ayudarán altos espiritus, lo que gratis te dan gratis lo debes devolver, autoengañarnos no vale de nada, la caridad y la ayuda no se cobran y que le dedicas tiempo no es excusa para cobrar por tu ayuda

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que tiene mucha razón en lo que dice. Y, de hecho, así pensaba yo cuando hicimos esta consulta y, en términos generales, sigo opinando lo mismo. En "el libro de los médiums" (http://espiritismo.es/Descargas/libros/allankardec/Mediums.pdf) puede observarse sobre este tema el capítulo XXVIII "Charlatanismo y Juglería". No obstante, en este artículo que estamos comentando se habla de ética, coherencia y seguridad a la hora de transmitir, así como de las consecuencias de engañar a las personas. No pretendo defender ni justificar nada, solo me limito a transmitir, lo más fielmente que puedo, los mensajes que recibo. Gracias por su aportación.

      Eliminar
  2. Gracias a ti Vicente, como sabes en nuestras páginas muchísimas veces nos han sacado ese tema y la respuesta siempre ha sido la.misma https://www.elsusurrodelangel.org/single-post/sobre-la-mediumnidad-y-los-falsos-médiums
    Nadie debería vivir de esto si lo que haces es con ayuda de espiritus, simplemente no quieren que lo que dicen para ayudar lo vendas, ni los espíritus están a tu disposición para acudir a tu llamada cuando a ti te interesa para vender esta informacion.

    Un saludo y felicidades por tus páginas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como de costumbre, estamos totalmente de acuerdo. Lo que yo extraigo de este artículo son dos cosas:
      1. Que no debemos juzgar a las personas, ya que el amor no puede vivir en una mente enjuiciadora de los demás, pero sí es importante juzgar los hechos, para saber discriminar dónde se encuentra lo bueno, bello y verdadero. Para ampliar información sobre este tema, recomiendo leer el artículo "No juzgar a los demás y diferenciar entre lo bueno y lo malo" en https://www.moralyespiritualidad.com/2021/05/no-juzgar-los-demas-y-diferenciar-entre.html.
      2. El hecho, que creo que se va a comprender y manifestar cada vez más habitualmente, de que estamos permanentemente asistidos y/o influenciados por energías sutiles, que llegan a nosotros en forma de pensamientos o sentimientos (o presentimientos), y que la ciencia aún no sabe de dónde proceden, pero que los Maestros Espirituales afirman categóricamente que tienen su origen en los seres o hermanos, encarnados o desencarnados, con los que tenemos afinidad vibratoria. Aconsejo leer el artículo “Escuchar a la intuición y combatir el error” en https://www.moralyespiritualidad.com/2021/01/escuchar-la-intuicion-y-combatir-el.html
      Muchas gracias por la aportación. Un fraternal saludo

      Eliminar

Publicar un comentario

Gracias por aportar tus comentarios. Serán publicados tras la revisión por el administrador

Entradas populares de este blog

Índice

Solicitudes de Oraciones

Actividades de apoyo y ayuda