Los médiums que cobran

You can translate this web with Google Crome

Comunicación recibida el 23/03/2021 (extracto textual de la sesión completa)

 

Contenidos:

-         El trabajo del fundador del movimiento espiritista.

-         La misión que se tiene en la vida.

-         Todos los trabajos tienen una finalidad que permite ayudar a los demás.

-         Seguir el camino de Dios recibiendo una remuneración económica o sin hacerlo.

-         La ética del enriquecimiento.

-         Requisitos para cobrar.

-         Las críticas.

-         Ayudar a los demás es siempre una misión.

 

-       Los médiums que cobran ¿pueden beneficiar a alguien?

 

Cuando el fundador del movimiento espiritista realizó un trabajo, aprovechando las enseñanzas que recibía de los espíritus, y escribió los magníficos tratados que constituyen su obra fundamental, posteriormente los comercializó. Pero también se mantuvo realizando obras de caridad, incluso en los peores momentos.

 

Cuando la misión que se tiene en la vida está directamente vinculada al beneficio de los demás, como puede ser el caso del fundador del movimiento espírita, pero como también ocurre con tantas y tantas personas, porque todos los trabajos tienen una finalidad que permite ayudar a los demás, ya sea directamente, o ya sea a través de la oportunidad de relacionarse con otras personas, y poder aportarles la luz que cada cual dispone.

 

Así, cuando una persona invierte tiempo y esfuerzo en una actividad laboral, y está recibiendo un dinero por ello, está actuando del mismo modo que actúa la inmensa mayoría de la humanidad, y si se centra en estar ayudando a las personas, ya sea recibiendo una remuneración económica o sin hacerlo, está siguiendo el camino de Dios.

 

Pero el enriquecimiento tiene que ser ético, tiene que ser coherente y mantener la seguridad a la hora de transmitir esas enseñanzas o esa ayuda que puedan dar a los demás. Si no se puede garantizar que la respuesta es correcta, que la energía que aportan garantiza el proceso curativo, si no pueden garantizar que la enseñanza que aportan o los consejos que dan tienen claramente una ventaja para esas personas, que les supone una ayuda evidente, si no es así, están cometiendo una falta importante. Porque en este caso están engañando a las personas.

 

El hecho de estar cobrando implica que tienen que tener las capacidades suficientemente desarrolladas como para poder dar la respuesta adecuada en el momento oportuno. Y cuando se tienen esas capacidades, y se dedican por entero a ayudar a través de una actividad laboral, es totalmente lícito. Porque los médicos o los maestros ayudan a las personas para cubrir sus necesidades de salud y de sabiduría, y es lícito que se les pague, porque se dedican de forma profesional a esta actividad, y nadie lo cuestiona.

 

Pretender que todo lo que venga del mundo espiritual deba entregarse siempre y en todos los casos de forma gratuita, hay que entender cuándo este principio no tiene sentido.

 

En vuestro caso, no necesitáis estar percibiendo ningún dinero por el trabajo que realizáis[1], pero otras personas no tienen otras formas de sustento, y las críticas que se les pueda hacer hay que valorarlas siempre de acuerdo al principio de amor y caridad. Ya dijo el Gran Maestro Jesús que, “el que esté libre de pecado, que tire la primera piedra”[2].

 

Así, comprended que ayudar a los demás es siempre una misión, y se puede manifestar de muchas formas, y esas formas pueden incluir una actividad laboral.

 

[1] Nota del canalizador: se refiere al trabajo de divulgación de los asistentes a la reunión. En este sentido, dentro del ámbito de Moral y Espiritualidad, nunca cobramos por ello (más info).

[2] Evangelio según San Juan 8,7.

 

Más información:

Índice

Contactar o suscribirse

Actividades de apoyo y ayuda

Practicar la mediumnidad

Comentarios

Entradas populares de este blog

Índice

Cinefórum MyE. Reflexiones sobre la película “Divaldo Franco Medium”

Contactar o suscribirse