Testimonio de la ayuda prestada a Iwerson

You can translate this web with Google Crome

 

Hola a todos, mi nombre es Iwerson, nací en una familia católica y soy el hijo menor de cuatro, y me gustaría compartir mi experiencia con todos con la esperanza de ayudar a las personas que son como yo y han sido incomprendidas por todos, incluidos por ellos mismos, familiares y amigos.

 

Soy médium desde niño, cuento con varios seres de luz y con uno en particular que es mi Maestro y Guía Espiritual, un ser de gran luz y profundo amor, que me explicó que siempre estaría a mi lado, ayudándome y enseñándome el camino del amor, y que juntos teníamos un hermoso trabajo que hacer. Fue cuando decidí contarles a mis padres lo que me pasaba y lo que veía y escuchaba en ese momento. Tenía 9 años y mis padres, que son católicos, no lo entendían y pensaban que necesitaba ayuda psicológica. Entonces acudí a varios psicólogos y finalmente al psiquiatra que, a pesar de mi corta edad, me recomendó varios medicamentos y esto duró hasta los 13 años.

 

Mis padres nunca me entendieron, y no puedo culparlos por eso, ya que tampoco tenían los conocimientos necesarios para saber qué me estaba pasando. Me tomó años entender lo que estaba pasando conmigo. Y desde ese momento traté de encontrar respuestas en varias religiones, y sin éxito y aturdido por cosas sin explicación lógica traté de escapar de esto a través de una sustancia que aparentemente me dio alivio. ¡Ese fue mi mayor error! porque uno no puede escapar de este don, sino entregarse a él en cuerpo y alma.

 

Mi experiencia:

 

Había sido atormentado durante varios años por seres de baja energía que no me dejaban pensar lógica ni racionalmente, y durante varios años no pude dormir sin que me llevaran al umbral y tenía varias pesadillas que me quitaban toda mi energía vital. Desde hacía años tampoco comía bien y por eso perdí 35 kilos y ya no quería vivir y estaba en profunda desesperación y depresión; iba frecuentemente a médicos, pero no encontraban explicación a lo que sentía. ¡¡¡Fue entonces cuando Dios puso a una persona muy especial en mi vida!!!

 

Ella, al ver mi situación de desesperación y de profunda depresión, se dio cuenta de que necesitaba ayuda especial, porque es una persona muy evolucionada espiritualmente y con un sexto sentido muy desarrollado, y pasó días buscando en Internet para poder ayudarme a encontrar lo que necesitaba. Continuó buscando y no fue fácil para ella encontrar el grupo Moral y Espiritualidad. Y comentando mi situación, accedieron a mandarme un mensaje y fue finalmente cuando conocí a uno de los hermanos del grupo, quien, de manera sencilla y con mucho amor y cariño, me explicó lo que estaba pasando conmigo y me propuso ayudarme en lo que fuera. Acepté de inmediato. Y fue cuando me dijo que le gustaría hacer un trabajo de reemplazo de energía y luz a través de oraciones con su equipo que llegué a conocer más tarde, formado por cuatro personas, y me sentí muy a gusto porque son personas con mucha luz y amor en el corazón.

 

Así que programamos comenzar esta hermosa obra aquel primer sábado, determinamos una hora y que yo debería estar en mi cuarto relajado y con un vaso de agua al lado, y así se hizo, en el día y hora programados, dije una oración y pedí nuevamente tener contacto con mi Guía Espiritual y ser ayudado en este trabajo que íbamos a realizar. Me acosté y cerré los ojos y en cierto momento volví a sentir su presencia a través de su profundo amor y su ligera intención y sentí como pasaba sus manos llenas de luz por mi cuerpo. Al cabo de 30 minutos me levanté con una sensación de alivio, tranquilidad y paz en mi corazón.

 

Esa misma noche no tuve más pesadillas y todos los tormentos de los espíritus de baja energía se fueron. Pasó una semana, y otra vez en el día y a la hora señalada el equipo de luz y amor volvieron a hacer el trabajo de oración y energía; tuve un nuevo encuentro con mi Maestro y Guía Espiritual y esta vez no estaba solo él, pues vino con más Hermanos de Luz.

 

Y de la misma manera, me sentí mucho mejor y con más energía y ya no tengo más pesadillas, duermo mucho mejor y vuelvo a tener apetito y veo la mejoría, no solo espiritual, sino también física. Ya no necesito tomar antidepresivos que eran rutinarios en mi vida. y hoy puedo tener una vida normal y feliz conociendo a mi Guía y amigo eterno. Volví a estudiar a través de los libros indicados por el equipo de Moral y Espiritualidad, a los que le debo la vida, porque ya no quería vivir y mi salud mental estaba al límite. Hoy ya no me atormentan los espíritus perdidos. Y también agradezco a mi pareja que, con su espiritualidad, comprensión y amor, buscó la ayuda necesaria en el momento adecuado y con las personas apropiadas.

 

Espero que mi humilde experiencia pueda ayudar a personas como yo que están desesperadas y perdidas, y deseo agradecer el cambio a través de un firme compromiso de ayudar a otras personas, ya sea en el ámbito del grupo Moral y Espiritualidad o de cualquier otra forma.

 

Muchas gracias por todo y por todos los que participaron en esta hermosa obra.

 

Con amor, Iwerson

 

Más información:

Índice

Contactar o suscribirse

Testimonios

Practicar la mediumnidad


Comentarios

Entradas populares de este blog

Índice

Solicitudes de Oraciones

Actividades de apoyo y ayuda