Nada es casualidad (Rosamari)

You can translate this web with Google Crome

 

Cada día vives tu proceso, tu experiencia, lo que atraes es lo que piensas. Tu llamado, por ello confía en tu interior sagrado; que te ofrece las herramientas para poder gestionarlo. Y es lo que necesitas, aunque a veces te quedas paralizado, sin reconocer tu evento, lo que tienes en tus manos. Pero, aunque te disguste, ha llegado a ti por algo, porque puedes resolver y nada está fastidiando. Tan sólo son tus ideas, que te están manipulando. Por ello, serénate, confía en organizarlo, todo ello es tu bien, míralo desde otro lado, cambia la forma de verlo, te sentirás aliviado.

 

Recuerda: Nada es casualidad, aquello que llega a tu vida, nunca es para incordiar, porque estás preparado a descubrir algo más, ya vas teniendo destrezas para poder avanzar, una prueba que está en ti y la puedes superar, es por eso que aparece y es tu oportunidad.

Vive cada día y paso a paso, con total normalidad, y agradece lo que ocurre pues nunca hay casualidad y te gusta o te disgusta, pero es tu experiencia vital.

Vive aceptando tu proceso y sin quererlo negar, todo es una bendición, sin necesidad de interpretar, que si es bueno o malo, cuando es sólo oportunidad.

Vive confiando, aunque nada entiendas, nadie te quiere hacer mal, son ideas y conceptos que quizás has de cambiar.

Vive con ilusión y con fuerza, aunque te cueste arrancar, pero una vez en el camino, ya te sientes elevar. Y en esos escalones que subes y nunca son de azar, ves un poquito más claro, los nubarrones se van. El Sol comienza a lucir y acompaña tu caminar. Descubres que en el silencio vives otra realidad, te vuelves más comprensivo y tienes más generosidad, miras con otros ojos y has dejado de juzgar. Tienes ganas de reír, tienes ganas de llorar, sabes que todo en la Vida comienza por observar, todo va llegando a ti, según la necesidad.

Vive sin cerrarte a nada, sin poner obstáculos, sin formar batallas, libre y sincero, sin ponerte máscaras, Eres como Eres. Soñador, de mirada clara, corazón generoso y unas grandes alas. Sigue, sigue, sigue, descansa si te hace falta, pero sin olvidar nunca, que divina es tu talla.

 

Rosamari Ramírez del Cerro

 

Más información:

Índice

Contactar o suscribirse

Alientos del Alma

Comentarios

Entradas populares de este blog

Índice

Solicitudes de Oraciones

Actividades de apoyo y ayuda