Ayudar a personas que contactan con hermanos desencarnados sufrientes

You can translate this web with Google Crome

Comunicación recibida el 20/01/2022 (extracto textual de la sesión completa)

 

-       ¿De qué modo podemos ayudar a personas que contactan con hermanos desencarnados sufrientes?

 

Como todas las cosas de la vida, el proceso de aprendizaje es paulatino. Cuando se tiene poca información disponible, las respuestas siempre son limitadas, pero eso, de ningún modo os tiene que hacer sentir que debéis callar ante esas oportunidades que os da el destino. Al contrario, son grandes posibilidades que tenéis para poder avanzar vosotros también.

 

Pero es necesario mantener la prudencia, de modo que seáis capaces de dar respuestas lo más coherentes posibles, y entender todos los mensajes que os llegan a través de la intuición, porque tienen que pasar por el proceso del filtro de vuestro sentido común, para poder garantizar que, de acuerdo a lo que vosotros en este momento sabéis, ese contenido tiene sentido. Y en el caso de que os resulte una respuesta contradictoria, mantened un discreto silencio para poder investigar más profundamente en esa respuesta que os ha supuesto algún tipo de desazón, de inquietud o de desconfianza.

 

Entended que todo lo que hagáis, todo lo que digáis, aunque sea información que os llegue a través de vuestra intuición o de cualquier otro proceso de percepción, toda esa información que aportéis entra dentro de vuestra responsabilidad y, por tanto, debéis ser capaces de poder comprenderla antes de difundirla, porque podríais estar recibiendo una información muy peligrosa para determinadas personas que pudieran hacerlas sumir en depresión o en cualquier otro de los problemas de la mente y del ánimo. Porque, si una persona está, por ejemplo, preguntando con desesperación por un familiar que ha desencarnado, debéis ser capaces de entender que las respuestas que le podáis aportar siempre sean unas respuestas basadas en el amor, y si esas respuestas que podéis darle le puede provocar sufrimiento, debéis valorar incluso el mantener silencio[1].

 

En ningún momento decimos que mintáis, por supuesto, pero a un niño no se le pueden presentar las enseñanzas del mismo modo que a una persona adulta, y a una persona que se encuentra sana no se le puede dar el mismo alimento que a una persona que se encuentra enferma. Cada cual tiene sus necesidades, y es necesario que desarrolléis vuestra sensibilidad para poder aportar, en cada momento, las enseñanzas que las personas entendáis del mejor modo que puedan necesitar. Por eso, es muy importante la prudencia a la hora de compartir la información que os pueda llegar. Mantened la coherencia en este sentido, para evitar provocar sufrimiento en las personas. Entended que las personas con las que os relacionáis en cada momento son las personas más importantes de vuestra vida y, de acuerdo con esta idea, seréis capaces de poder filtrar y dirigir, de un modo mucho más coherente, vuestra mente y vuestro espíritu en las preguntas y en las respuestas que podáis aportar.

 

[1] Nota del canalizador: por ejemplo, si ese espíritu informa de que está sufriendo, el hecho de transmitirle esta información al familiar probablemente le podrá provocar un sufrimiento que también podrá afectar al espíritu.

 

Más información:

Índice

Contactar o suscribirse

Practicar la mediumnidad

Comentarios

Entradas populares de este blog

Solicitudes de Oraciones

Índice

Actividades de apoyo y ayuda