¿En qué se puede basar la evolución de la doctrina de Kardec?

You can translate this web with Google Crome

Comunicación recibida el 04/02/2022 (extracto textual de la sesión completa)

 

Kardec codificó la información que recibió, realizó un análisis muy profundo de graves problemas y valores de la humanidad. Y los espíritus, de acuerdo a sus capacidades, le respondieron. Y así, de acuerdo a su gran potencial, fue capaz de clasificar toda la información, y pudo extraer la que necesitaba, para poder difundirla y sentar las bases de su doctrina. Y cuando se analiza de un modo profundo, se puede comprender perfectamente que todos los mensajes están revestidos de la guía principal que debe mover a todos los seres en el camino de Dios, que es el amor y, por tanto, cualquier pregunta que sea desconocida por parte de un médium o de alguien que consulte a los Maestros Espirituales, si no está contemplada en las enseñanzas que transmitió el maestro Kardec, son esas, precisamente, las que podrán ampliar el conjunto de conocimientos de la doctrina espírita, ya sean contenidos relacionados con la ciencia, ya lo sean con la moral y la espiritualidad, porque el mismo Kardec ya dijo que él no tuvo la oportunidad de poder codificar toda la información[1], y hay información, hay contenidos, que están vinculados a la sociedad actual y que no estaban presentes en la sociedad en la que vivía Kardec.

 

Todas estas enseñanzas serán las que podrán ampliar la doctrina de Kardec, pero no esperéis que exista un tribunal que sea capaz de juzgar cuáles son y cuáles no son esos contenidos, porque la conciencia de cada persona es el verdadero motor de progreso de la humanidad actualmente, y debéis buscar para encontrar, como ya manifestó el Gran Maestro Jesús[2]. Sed buscadores de la verdad y encontraréis el modo de acrecentar la doctrina de vuestra evolución espiritual del mejor modo posible.

 

[1] “El Espiritismo… como no tiene la pretensión de haber dicho la última palabra sobre todas las cosas, aun de las que son de su competencia, no se presenta como regulador absoluto de lo posible, y deja a salvo la parte de conocimientos que nos reserva el porvenir” (Kardec, La Génesis, Capítulo XIII, ítem 8.).

[2] Evangelio según San Mateo 7,7-8.

 

Más información:

Índice

Contactar o suscribirse

Comentarios

Entradas populares de este blog

Solicitudes de Oraciones

Índice

Actividades de apoyo y ayuda