Los talismanes (2). La energía que impregnan

You can translate this web with Google Crome

Comunicación recibida el 25/01/2022 (extracto textual de la sesión completa)

 

-       Pero ¿hay objetos que se quedan cargados, impregnados de la energía de algún ser que los ha poseído?

 

Así es, durante un tiempo limitado. Pero esa energía está vinculada a ese ser, y si ese ser es elevado, no se vincula a la materia. Solamente se produce este tipo de impregnación con los espíritus que todavía están muy aferrados a la materia.

 

-       Pero ¿no es cierto que todos dejamos impregnadas de nuestra energía las cosas?

 

No. Los Hermanos Espirituales superiores solamente emiten energía espiritual, de un modo concentrado, directo y preciso, y no lo van dejando impregnado en objetos.

 

-       Pero en el caso de los seres encarnados, ¿la energía se deposita en los objetos que usamos?

 

Cuando una persona encarnada deja impregnada su energía en objetos de su propiedad o en otros objetos, de forma voluntaria o involuntaria, quedan allí durante un muy breve espacio de tiempo, y no tiene utilidad esa energía para otras personas que quieran aprovecharla. La energía del propio ser encarnado es muchísimo mayor que la de un objeto que pueda ser de su propiedad, y si alguien desea recibir esa energía, podrá influir sobre esa persona, para que, de forma voluntaria o involuntaria, se la pueda transmitir. Puede transmitírsela de forma voluntaria a través de la intención, y de forma involuntaria a través de la sumisión, que es una forma de miedo. Y esa sumisión permite que la persona que somete pueda absorber energía de la persona sometida.

 

Otros artículos de esta colección:

Los talismanes (1)

 

Más información:

Índice

Contactar o suscribirse


Comentarios

Entradas populares de este blog

Solicitudes de Oraciones

Índice

Actividades de apoyo y ayuda