Estudiando nuestro ser (10). El concepto de vida inmortal y el instinto de supervivencia

You can translate this web with Google Crome

Comunicación recibida el 09/04/2022 (extracto textual de la sesión completa)

 

Pero también se puede comprender que es necesario concebir el concepto de vida eterna, que más bien es “vida inmortal” de nuestra alma[1], para poder darle sentido a todos los procesos por los que se pasa durante la vida encarnada. De hecho, las personas totalmente reacias a comprender el concepto del alma inmortal tienen muchas posibilidades de acabar cayendo en la incomprensión de la realidad, en la depresión o en el suicidio. Sin embargo, la chispa divina que vive en el interior de cada uno de nosotros nos mantiene con ese instinto de supervivencia, un instinto tremendamente inteligente, que nos facilita pasar por esta prueba de la vida encarnada de un modo mucho más coherente. Sin instinto de supervivencia, moriríamos al más mínimo percance.

 

Y entendiendo la inmortalidad del alma, observamos la vida como una etapa, y también como una oportunidad. Una etapa en las sucesivas experiencias por las que nuestra alma tendrá que pasar, y una oportunidad de poder seguir evolucionando. Y la evolución se basa en crecer, en incrementar nuestros niveles de amor y de sabiduría, que tienen como respuesta inmediata, niveles crecientes de felicidad.

 

[1] Nota del canalizador: el concepto de “eterno” implicaría que no tenemos principio ni fin. El concepto de “infinito” implica que no existe un final, pero sí podría haber un momento en el que hayamos sido creados.

 

Otros artículos de esta colección:

Estudiando nuestro ser (1)

 

Más información:

Índice

Contactar o suscribirse


Comentarios

Entradas populares de este blog

Solicitudes de Oraciones

Índice

Actividades de apoyo y ayuda