Actuar con indulgencia

You can translate this web with Google Crome

Comunicación recibida el 02/02/2021 (extracto textual de la sesión completa)

 

Actuar con indulgencia es comprender que todos formamos parte de la hermandad universal, que todos somos hijos de Dios, somos parte de la creación, y somos la propia creación. Entended que los demás son parte del todo, del que formamos una pequeña partícula, nos permite comprender que los actos de los demás forman parte de su proceso personal, y que toda influencia que tengan sobre nosotros forma parte del proceso de aprendizaje que nosotros tenemos que realizar para poder elevarnos en nuestro camino de progreso hacia Dios.

 

Actuar con indulgencia es, por tanto, comprender que los actos de otras personas no son motivo de rechazo, al contrario. Debemos entender hasta qué punto nos dan oportunidades para poder evolucionar nosotros mismos a la hora de aprender sobre nuestras reacciones, controlarlas por medio de la comprensión, perdonarnos a nosotros mismos y alcanzar la paz interior que proviene de la comprensión profunda de una nueva chispa de sabiduría que entra en nosotros gracias a la experiencia que nos han proporcionado estas personas.

 

Así, la indulgencia es perdonar, es comprender, es amar, es una forma de amor incondicional, pero que también incluye aprendizaje, porque nuestros procesos internos siempre pueden ser objeto de nuestro aprendizaje. Todos nuestros sentimientos no deseados son motivo de meditación, para poder hacernos conscientes de cada uno de nuestros modos de comportamiento, alejar los procesos automáticos y adquirir la consciencia de progresar de acuerdo a lo que nuestra voluntad nos transmite, en sintonía con la Ley de Dios.

 

Más información:

Índice

Contactar o suscribirse

Comentarios

Entradas populares de este blog

Solicitudes de Oraciones

Índice

Mensajes recibidos en las sesiones de oración-meditación colectiva