Avanzar en el camino de la perfección

Comunicación realizada el 07/05/2020 (adaptación para comunicado público)

Contenidos:
-         Avanzar en el camino de la perfección, preferentemente a través del aprendizaje.
-         Mantener atención e intención.
-         Nada nace por generación espontánea.
-         Es necesario sembrar para recoger.
-         El apostolado por el ejemplo de vida.
-         Mostrad vuestro modo de vida feliz.
-         La infelicidad reina en el planeta.
-         Es mucho más importante el proceso interno.
-         Contribuir a hacer un mundo mejor.
-         Si extraéis de vosotros lo mejor, estáis sembrando buena semilla.
-         La semilla no crece solo por las buenas intenciones.
-         La vida es la más importante maestra.
-         Comprended todo lo que os ocurre.
-         El modelo del camino está grabado en vuestro interior.
-         Todos los seres humanos buscan la felicidad en la vida.
-         Los que huyen de los problemas.
-         Indolencia e ignorancia.
-         Buscad las enseñanzas de la vida.
-         Sentid de forma apasionada todas las maravillas que os rodean.
-         Elevar vuestra vibración y poder contactar con nosotros [los Hermanos de Luz].

Queridos hermanos, que la paz de Dios, Padre Todopoderoso os cubra de bendiciones, que os llene de oportunidades para poder avanzar en el camino de la perfección, preferentemente a través del aprendizaje. Mantened vuestra atención y vuestra intención, para poder evitar el dolor de los errores. Ser modelo de perfección es un camino interminable, es el camino de evolución, es el camino de Dios, el camino que Dios nos ha marcado a todos y cada uno, para que podamos ir avanzando de acuerdo a todo lo que hemos sembrado en nuestra vida, porque nada nace por generación espontánea.

Habéis leído un pasaje en el que se explica claramente que es necesario sembrar para recoger[1]. Vuestra labor de apostolado, a través de vuestro ejemplo de vida, es el mejor modo de sembrar en las personas con las que os crucéis. Si estáis mostrando que vuestro modo de vida es feliz, los demás desearán copiarlo. Porque la infelicidad reina en el planeta, pero es por el error en el que estáis sumidas las personas, y lo que ocurre en el exterior es lo menos importante. Es mucho más importante el proceso interno, en el que comprendemos, asimilamos, las realidades que nos rodean y la realidad de nosotros mismos, y las integramos, para poder sacar el mejor rendimiento. Eso es contribuir a hacer un mundo mejor.

Si extraéis de vosotros lo mejor, estáis sembrando buena semilla. Si lo que sale de vosotros es mediocre o es malo, así serán los frutos. Pero esa semilla no crece solo por las buenas intenciones. Es necesario trabajarlas en el plano interno, a través del estudio y la comprensión de la vida. Porque la vida es la más importante maestra que tenéis, como hoy ha publicado el hermano Vicente[2].

Comprended todo lo que os ocurre. Disfrutad de lo bueno, resolved todos los problemas que se os planteen y aprended de todo ello. Porque ese es el modelo del camino, y está grabado en vuestro interior, porque todos los seres humanos buscan la felicidad en la vida, y lo hacen disfrutando de todos sus bienes y resolviendo todos sus problemas. Pero los hay que huyen de los problemas, y estos persisten en la vida, y cada vez se acrecientan más, y después se quejan de que la vida los trata de un modo hostil, cuando lo que realmente ocurre es que ellos no aprovechan realmente los recursos disponibles, por indolencia o por ignorancia.

Buscad las enseñanzas de la vida. Mantened la atención en todo lo que está a vuestro alrededor. Sentid de forma apasionada todas las maravillas que os rodean, para poder elevar vuestra vibración y poder contactar con nosotros [los Hermanos de Luz]. Pero no podréis hacerlo si estáis cargados de los problemas, bajas pasiones y pensamientos negativos. Sacudíoslos de vuestras espaldas y de vuestros corazones, porque son lastres que os impiden elevaros.

[1] “Es preciso rociar con vuestros sudores el terreno que debéis sembrar, porque no fructificará y no producirá sino con los esfuerzos reiterados del azadón y del arado evangélico”. Ver El Evangelio según el Espiritismo (PDF), Capítulo XX-4 Misión de los Espiritistas, pág 317. También en audiolibro

Más información:

Comentarios

Entradas populares de este blog

Índice

Solicitudes de Oraciones

Actividades de apoyo y ayuda