La importancia de la adversidad en el plano físico

Comunicación realizada el 27/07/2020 (extracto textual de la sesión completa)

Contenidos:
-         La gran oportunidad de poder superar muchas pruebas a través de la comprensión y del proceso del perdón de los pecados.
-         Los procesos evolutivos en el plano espiritual pendientes de la confirmación.
-         Gestión de la adversidad en los planos espiritual y físico.
-         El proceso a lo largo de la evolución a los planos más elevados.
-         Superar los errores por la comprensión o el sufrimiento.
-         El desprendimiento de la dureza de la materia.
-         Hermanos superiores que anhelan ser almas voluntarias que se encarnen para poder apoyar a los hermanos más desfavorecidos.
-         Clasificar a las personas.
-         La compasión hacia los más alejados del camino.

Debéis comprender la importancia de la adversidad en el plano físico, porque tenéis la gran oportunidad de poder superar muchas pruebas a través de la comprensión y del proceso del perdón de los pecados[1]. Cuando se está en el plano espiritual, todos los procesos evolutivos quedan pendientes de la confirmación [de considerarse realmente superados] por la puesta en práctica dentro del plano físico, encarnado. Porque en el plano desencarnado no se tiene la oportunidad de enfrentarse a la adversidad del mismo modo que ocurre en el plano físico. En el plano espiritual se observa la adversidad, se comprende, se comprenden los errores, se puede producir el arrepentimiento de los mismos, y tomar la decisión de no volver a cometerlos, pero es necesario compensar el daño producido, y dentro del plano espiritual es mucho más difícil, especialmente entre los hermanos que tenéis poca luz.

Según se va evolucionando en los planos más elevados podemos imaginar que nuestra alma está menos contaminada, está más purificada, como si fuese agua y, por tanto, queda más transparente. Los pecados, o los errores [que son equivalentes], son los elementos que enturbian el agua de nuestra alma, siguiendo con el ejemplo. Esta purificación hace que, cuando se está en planos más elevados, los elementos que es necesario superar para la evolución, se tiene más oportunidades de hacerlo por medio de la comprensión, sin necesidad de pasar por el sufrimiento. Cuanto más se eleva en el plano espiritual, más sutiles son los procesos, y eso favorece el poder realizar la evolución sin necesidad, en muchos casos, ni siquiera de encarnar.

Pero eso son conceptos que debéis de entender para poder tener una visión más clara del proceso evolutivo en el que estamos inmersos todos. Según nos vamos desprendiendo de la dureza de la materia, las necesidades físicas van quedando cada vez más en segundo plano, aumenta nuestra pureza por medio del progreso en el camino de Dios. Y cada vez necesitamos enfrentarnos a menos obstáculos materiales, porque vamos comprendiendo que los obstáculos son enseñanzas, y nos ponemos en disposición de comprender las enseñanzas sin necesidad de pasar por la experiencia sufriente.

Pero, en cualquier caso, es muy habitual que muchos de los hermanos que están en el nivel de vibración que tenemos nosotros anhelen ser almas voluntarias que se encarnen para poder apoyar a los hermanos más desfavorecidos.

Pero no pretendáis clasificar a las personas sino por sus actos, y cuanto peores sean sus actos, mayor compasión debéis dirigir hacia ellas, mayor cantidad de amor, mayor profundidad de oración. Porque estáis favoreciendo la posibilidad de limpiar la suciedad del alma de estas personas a través de sus propios esfuerzos, lo cual contribuirá a mejorar a todos los que están dentro de su esfera de influencia.


Más información:

Comentarios

Entradas populares de este blog

Índice

Contactar o suscribirse

La Ley del Amor