El significado de que Jesús diera la vida para la redención de todos

Comunicación realizada el 09/11/2020 (extracto textual de la sesión completa)

 

Contenidos:

-         El gran Maestro Jesús decidió morir como el peor de los criminales.

-         Enfrentarse al poder de la Tierra.

-         La actitud que se tiene.

-         La vida de Jesús fue un modelo.

-         La eliminación del pecado original.

-         Lo que demostró el ajusticiamiento de Jesús.

-         La resignación y la confianza absoluta en el Padre Eterno.

-         Quedarnos cruzados de brazos.

-         Qué es cumplir la voluntad de Dios.

-         Sus últimas palabras.

-         Las faltas del ignorante.

-         La responsabilidad de conocer las enseñanzas de Jesús.

 

-       ¿Qué significado tiene que Jesús diera la vida para la redención de todos?

 

El gran Maestro Jesús decidió morir como el peor de los criminales. Demostró las consecuencias que tiene enfrentarse al poder de la Tierra, pero no dudó ni un momento, porque estaba convencido de estar cumpliendo la voluntad de Dios. Y sintió el miedo correspondiente a todo el sufrimiento que tuvo que padecer.

 

El dolor de los latigazos fue el mismo que el que recibían tantos y tantos ajusticiados. La diferencia es que él era bueno. Pero también había muchos otros que, siendo buenos, a lo largo de la historia han sido ajusticiados, han sido torturados, y han sufrido por diferentes motivos. Pero de acuerdo a la actitud que se tiene en todo este proceso, se sacan unas conclusiones espirituales u otras.

 

La vida de Jesús fue un modelo para toda la humanidad, porque aportó todos los valores, incluido el de la resignación ante la adversidad más dura, como fue la tortura de su ajusticiamiento. Pero Jesús no eliminó el pecado de nadie, porque cada ser tiene su proceso de evolución. Jesús es el camino, porque mostró el camino de la mansedumbre, del amor, pero no eliminó ningún pecado. El pecado original, del que habla la iglesia cristiana es un error de concepto, y el ajusticiamiento de Jesús, lo que permitió demostrar es que, incluso en las situaciones más desesperantes, se puede mantener la fe absoluta en la realidad de Dios, asumiéndola como un cordero, que es la figura que también se le asigna.

 

Ser paciente en las desgracias es una de las grandes cualidades que demuestran la resignación y la confianza absoluta que se tiene en el Padre Eterno. Eso no quiere decir que nos quedemos cruzados de brazos, eso no es cumplir su voluntad. Cumplir su voluntad consiste en hacer todo lo necesario, que sea justo y bueno, para resolver todos los problemas que se plantean en la vida. Pero cuando ya no quedan otras opciones, asumir con resignación los resultados forma parte esencial de una actitud de quien está avanzando en el camino de Dios. Y eso es lo que hijo Jesús durante el proceso en el que fue capturado y ajusticiado, hasta tal punto que en las escrituras muestran que sus últimas palabras fueron de petición de clemencia a Dios por todos aquellos que le ajusticiaron, y dijo “perdónalos, porque no saben lo que hacen”.

 

Estuvo hasta el último momento dejando constancia de grandes enseñanzas como, por ejemplo, la ignorancia, que en el momento en el que se encontraban los que le ajusticiaron, no tenían consciencia de lo que estaban haciendo. Por lo tanto, su falta no fue grave. Pero en el momento en que se tiene conocimiento, la responsabilidad aumenta, ya os lo hemos explicado[1]. Y conocer las enseñanzas de Jesús implica una gran responsabilidad, porque son grandes enseñanzas, para poder aplicar en cada momento de la vida.

 

[1] “La responsabilidad aumenta en tanto en cuanto crece el conocimiento del porqué” (ver La oportunidad del confinamiento del COVID19)

 

Más información:

Índice

Contactar o suscribirse


Comentarios

Entradas populares de este blog

Índice

Solicitudes de Oraciones

Actividades de apoyo y ayuda