Todos los que participamos en la difusión de las enseñanzas (1)

Comunicación realizada el 08/10/2020 (extracto textual de la sesión completa)

 

Contenidos:

-         Los procesos que llegan a la mente del hermano canalizador.

-         Evolución a través de los trabajos que se realizan.

-         La integración de los conocimientos del médium y de los mensajes que nosotros le aportamos.

-         El compromiso de los Hermanos Espirituales.

-         La función de todas las personas que participáis en este proceso.

-         Que nadie considere que su labor es insignificante.

-         Objeto de la humildad.

-         Esfuerzo, atención y progreso personal.

-         Progresar de acuerdo a nuestras decisiones individuales.

-         La integración con el resto de los hermanos en el plano físico.

-         Los proyectos de progreso que se han planteado antes de venir al mundo físico.

 

Los procesos que llegan a la mente del hermano canalizador están integrados, tanto por sus propios pensamientos como por los mensajes que nosotros le enviamos, de acuerdo a sus peticiones y a la voluntad del Padre. Nosotros estamos preparados en todo momento para poder apoyarle en esta misión. Los trabajos que está realizando le permitirán evolucionar, en primer lugar, a él mismo, pero también a todas las personas que deseen estudiarlos con detenimiento. Está empezando a desarrollar sus capacidades intuitivas de un modo muy intenso, pero también está estudiando. No recibirá mensajes si no estudia, porque la integración de los conocimientos que él va adquiriendo, con los mensajes que nosotros le aportamos, le permitirán comprender las realidades que les transmitimos, y podrá transformarlas de acuerdo a sus propias palabras en las enseñanzas que tendrá, y tiene, la oportunidad de transmitir. Cada vez que nos solicite ayuda, y tengamos la autorización del Padre Eterno, la recibirá. Porque nosotros tenemos el compromiso, hemos asumido ese compromiso, para poder apoyarle, y formamos un equipo, para conseguir unos resultados.

 

Todas las personas que participáis en este proceso tenéis una función, y gracias a ella el proceso se está produciendo. Que nadie considere que su labor es insignificante. La humildad nos tiene que llevar a sentir que formamos parte de un todo, que nuestra trascendencia evoluciona gracias al apoyo que recibimos de toda la creación. Pero sin el esfuerzo personal, sin la atención personal, sin el progreso personal, nada se llevaría a cabo. Dios, en su infinita sabiduría, nos da la oportunidad de poder progresar de acuerdo a nuestras decisiones individuales, pero la integración con el resto de los hermanos en el plano físico permite que se puedan poner en práctica todos los proyectos de progreso que se han planteado antes de venir al mundo físico.


Ver también: Todos los que participamos en la difusión de las enseñanzas (y 2)

 

Más información:

Índice

Contactar o suscribirse


Comentarios

Entradas populares de este blog

Índice

Contactar o suscribirse

La Ley del Amor