Las creencias

Comunicación recibida el 30/11/2020 (extracto textual de la sesión completa)

 

Contenidos:

-         Las creencias en relación con la realidad.

-         Las creencias en relación con vuestra realidad.

-         Las creencias, ciertas o falsas.

-         La historia de la evolución de la humanidad.

-         La fe como una creencia. Factores.

-         Criterios de la “fe eficiente”.

-         El progreso en la oscuridad.

 

Imaginaos a un gusano que se mueve por la tierra y no es capaz de comprender lo que es saltar o moverse fuera de una superficie, no es capaz de comprender lo que puede ser volar pero, sin embargo, un pájaro que vuela puede aproximarse a él e influir tanto en su vida que se lo puede comer. Así, el hecho de que una persona no crea o sí crea, es indiferente en relación con la realidad. Las creencias no afectan a la realidad, pero de acuerdo a las creencias que podáis tener, sí que podéis afectar a vuestra realidad[1], porque podéis realizar actos, tener pensamientos, y sentimientos, y emociones, que os pueden afectar de un modo muy significativo.

 

Las creencias, ya sean ciertas o falsas, afectan muchísimo. Y afectan, independientemente de que sean ciertas o falsas. En el momento en que una persona es capaz de creerse algo, para su mente es real, y los efectos que le puede producir, de confianza, de miedo, etc. son absolutamente reales para esa persona. Y por supuesto que influirán en toda su realidad.

 

A lo largo de toda la historia de la evolución de la humanidad, la mayoría de los seres se han basado permanentemente en creencias[2]. Y nosotros os decimos que las creencias, si sois capaces de manejarlas, pueden ayudaros, pero las creencias no tienen por qué ser verdad. Sin embargo, si entendéis la fe como una creencia que está basada en la experiencia de vuestras realidades, y en los procesos mentales de razonamiento, esa fe deja de ser una creencia que pueda estar basada en principios totalmente falsos y perjudiciales porque, aunque no podáis comprobar determinados hechos, el poder utilizar vuestro razonamiento, vuestra lógica y, sobre todo, el impulso que sale de vuestro ser interior, que os está indicando el camino, la conciencia, la que os dice lo que está bien y lo que está mal, la que os está guiando por el camino del bien, si sois capaces de utilizar todos estos criterios, vuestras creencias os estarán permitiendo, por medio de una “fe eficiente”, progresar en la oscuridad de vuestro camino.

 

Ya os hemos informado de que el progreso siempre se hace en la oscuridad, siempre va de lo desconocido a lo conocido[3], y esa fe es la que os impulsa a poder transitar ese camino de perfección.

 

[1] Nota del canalizador: lo que expresa esta frase es que la realidad externa no cambia por nuestras creencias, pero sí nuestra realidad interna, que es lo que realmente nos afecta, ya sea para bien o para mal.

[2] Nota del canalizador: las supersticiones son un ejemplo claro de ello. En la antigüedad había muchas más que en la actualidad, pero actualmente, todavía seguimos observando ejemplos de esta forma de ignorancia.

[3] Ver artículo Cómo podemos hacer para estar en el ritmo de Dios

 

Más información:

Índice

Contactar o suscribirse


Comentarios

Entradas populares de este blog

Índice

Solicitudes de Oraciones

Actividades de apoyo y ayuda