¿A partir de qué momento se puede ser instrumento de Dios?

You can translate this web with Google Crome

Comunicación recibida el 05/01/2021 (extracto textual de la sesión completa)

 

Contenidos:

-         La capacidad y la oportunidad.

-         En el momento en que tenemos integrada determinada partícula del bien en nuestra conciencia.

-         Cuándo comienza el proceso.

-         Es imposible para nosotros actuar de otra manera.

-         Efectos de negarnos a evolucionar.

-         Cuándo tomamos la decisión de cambiar.

-         Aprender por medio de la saturación.

-         Presentar toda la luz que hemos ido acumulando.

-         Nuestras vidas pueden servir de ejemplo a los demás.

-         Cómo mostrar el camino.

 

Desde el momento en que se tiene conciencia[1], desde el momento en que se entiende la diferencia entre el bien y el mal, tenemos la capacidad y la oportunidad de desplazarnos en dirección a uno u otro lado. En el momento en que tenemos integrada determinada partícula del bien en nuestra conciencia, no somos capaces, no podemos, traicionar esa capacidad. Forma parte de nuestro ser. Y cada vez que nos enfrentemos a la vida y haya alguna experiencia que sea contraria a ese valor que tenemos integrado, lo rechazaremos de un modo indiscutible, porque seremos incapaces de poder traicionar a nuestra conciencia.

 

Ese inicio del proceso, que en toda la actual humanidad comenzó hace muchísimas encarnaciones, que empieza desde el momento en el que se produce la primera encarnación en el plano físico, en el momento en que se alcanza ese primer atisbo, ya estamos en condiciones de poder ponerlo en práctica porque, además, es imposible para nosotros actuar de otra manera, porque, pese a tener libre albedrío, nuestra conciencia nos impide salirnos del camino de Dios. Y podemos estancarnos, negarnos a evolucionar, y cada negación supondrá un incremento del sufrimiento, hasta que lleguemos a un nivel que no seamos capaces, que no deseemos, sufrir más[2]. En ese momento es cuando tomaremos la decisión de cambiar nuestra forma de entender la vida en ese aspecto, empezaremos a aprender sobre esa lección que la vida nos ha estado dando, que nos ha producido tanto sufrimiento, porque nos hemos negado a avanzar en el camino del Padre Eterno.

 

-       ¿Eso sería lo que se denomina la “saturación del sufrimiento”?

 

Si. En ese momento hemos sido capaces de aprender por medio de la saturación. Ya no somos capaces de sufrir más, y no nos queda otro remedio que volver por el camino que hemos ido transitando, para ir aprendiendo las lecciones que la vida nos ofrece. En todo este proceso tenemos la posibilidad de poder presentar toda la luz que hemos ido acumulando, toda la sabiduría, todo el amor, a través de nuestros actos, porque todas nuestras vidas pueden servir de ejemplo a los demás. Presentar una vida de progreso es tender la mano para ayudar a los demás en su proceso de aprendizaje. Mostradles el camino, iluminadlo con todo el amor y sabiduría que está a vuestra disposición, porque lo habéis captado, lo habéis desarrollado, por vuestro propio proceso de aprendizaje. Por tanto, desde el primer momento, desde el primer paso, estamos en condiciones de poder transmitirlo a los demás.

 

[1] Ver definición de Archivo de la conciencia.

[2] Ver “saturación del sufrimiento” en artículo Las cosas “malas” también son de acuerdo a la voluntad de Dios.

 

Más información:

Índice

Contactar o suscribirse


Comentarios

Entradas populares de este blog

Índice

Cinefórum MyE. Reflexiones sobre la película “Divaldo Franco Médium”

Actividades de apoyo y ayuda