Traer luz a nuestras vidas

You can translate this web with Google Crome

Comunicación recibida el 28/12/2020 (extracto textual de la sesión completa)

 

Contenidos:

-         El concepto que te permite actuar del modo más eficiente.

-         Guía de actuación.

-         Cuando sale la luz de ti.

-         Cuando tienes poca luz.

-         Ayudar y ser ayudados.

-         Una buena forma de entender cómo dirigir tus relaciones.

-         La decisión.

-         La frase más sencilla que encierra toda la lección.

 

-       ¿Qué podemos hacer para traer luz a nuestras vidas, para estar en esta luz divina constantemente? Porque yo entiendo que, estando en esta luz, no te equivocas.

 

Pero es un concepto que no te permite actuar del modo más eficiente. No es cuestión de que esa luz te cubra, la luz tiene que salir de ti. Tú tienes que ser la luz.

 

-       ¿Y cómo puedo ser luz? ¿qué tengo que hacer?

 

Seguir el camino de Dios, ser amor, transmitir amor, actuar en amor. Cumplir con la Regla de Oro que mostró el Maestro Jesús[1], lo mismo que han mostrado tantos y tantos Maestros a lo largo de la historia de la humanidad[2]. Trata a los demás como te gustaría que te trataran a ti, piensa de los demás como te gustaría que los demás pensaran de ti, siente a los demás como te gustaría que los demás te sintieran a ti. Siguiendo esta lección, esta regla de vida, todo funciona y sale la luz de ti, y te conviertes en una referencia para los demás. E iluminas a los demás, tu camino se ilumina, y permites que los demás puedan aprovechar esa luz para avanzar contigo.

 

Y cuando tienes poca luz, siempre podrás observar a tu alrededor, y podrás encontrar alguna luz a la que poder acercarte, y poder incrementar tu propia luz.

 

Hay veces que tienes la oportunidad de ayudar a los que te necesitan, y otras veces tú eres la persona que necesita de los demás, y eso es algo que se produce constantemente. Observa a quién puedes dar luz tú y quién te puede dar luz a ti. Es una buena forma de entender cómo dirigir tus relaciones. Pero entiende también que siempre será una decisión tuya, porque tienes libre albedrío y el camino se te muestra, pero solamente tú puedes dar los pasos.

 

Y vuelvo a repetir, EL AMOR ES EL CAMINO. La sencillez de esta frase permite que sea comprendida por todas las personas que tengan simplemente voluntad de hacerlo.

 

[1] Ver artículo La solución a todo: La Regla de Oro de Jesús

[2] Ver artículo la Regla de Oro

 

Más información:

Índice

Contactar o suscribirse

La Ley del Amor (PDF)

Comentarios

Entradas populares de este blog

Índice

Solicitudes de Oraciones

Actividades de apoyo y ayuda