El proceso evolutivo del mundo

You can translate this web with Google Crome

Comunicación recibida el 22/09/2020 (extracto textual de la sesión completa)

 

Contenidos:

-         La influencia evolutiva de los encarnados y desencarnados.

-         Las cosas que llamáis “malas” y la compasión.

-         El camino del progreso de todas las sociedades y de toda la humanidad.

-         Cómo debe entenderse el libre albedrío.

-         La mejor forma de relación amorosa con todos vuestros hermanos.

-         Qué hacer ante cualquier proceso que consideréis que pueda mejorar a la sociedad.

-         Efectos de admitir las situaciones.

 

El mundo forma parte del proceso evolutivo de los habitantes que lo componen, y mejorará de acuerdo a la mejora de cada uno de los encarnados y desencarnados que nos encontramos en este planeta. Y cuando observáis esas cosas que llamáis “malas”, entended el concepto de la compasión, porque nadie hace algo que considere que es malo. Todos actúan de acuerdo al nivel de sabiduría que tienen en cada momento y, si su nivel de sabiduría es bajo, los resultados estarán en consonancia con él.

 

Al que no sabe, hay que enseñarle. Al que no puede, hay que ayudarle. Ese es el camino del progreso de todas las sociedades y de toda la humanidad.

 

Y el libre albedrío debe entenderse de modo que nunca se puede obligar a nadie ni a aprender ni a ser ayudado. Tended la mano, pero no obliguéis. Esa es la mejor forma de relación amorosa con todos vuestros hermanos, con vuestros prójimos. Y de este modo, ante cualquier proceso que consideréis que pueda mejorar a la sociedad, preguntaos “qué es lo que yo puedo hacer que esté en el camino de Dios para poder cambiar esta situación que no estoy admitiendo”. Porque cuando no se admite una situación, provoca dolor y sufrimiento, cuando se admite, el sufrimiento desaparece. Puede existir dolor, por las consecuencias negativas, pero el sufrimiento desaparece. Y se actúa ante esas situaciones de un modo mucho más compasivo, pero también mucho más eficiente, porque nos centramos en las soluciones, en lugar de hacerlo en los problemas.

 

Más información:

Índice

Contactar o suscribirse

Una nueva sociedad (PDF)

Comentarios

Entradas populares de este blog

Índice

Contactar o suscribirse

La Ley del Amor