Gestionar el tiempo y dirigir la vida (y 5). Mantener la atención permanente y análisis del día

You can translate this web with Google Crome

Comunicación recibida el 02/03/2021 (extracto textual de la sesión completa)

 

Contenidos:

-         Entender vuestra experiencia en la vida.

-         El tiempo que participáis en el proceso carnal.

-         Cómo mantener la atención permanente.

-         Prácticas diarias conscientes.

-         Proyectar la voluntad en los actos conscientes.

-         El control a través de vuestra voluntad y de vuestra consciencia.

-         Las pruebas de vuestra evolución.

-         Listado de ejercicios propuestos para experimentar una gran evolución en vuestro proceso de perfeccionamiento en el plano carnal.

 

Nota del canalizador: este texto está relacionado con la comunicación recibida el 23/02/2021, y que se está difundiendo con el título “Gestionar el tiempo y dirigir la vida”, por lo que se continúa con el mismo título.

 

Buenas noches, hermanos, que la paz y el amor de Dios os llene, que la sabiduría que reside en vosotros pueda impregnaros, para que podáis entender vuestra experiencia en la vida.

 

Todo el tiempo que participáis en el proceso carnal tiene una función constante de trabajo, de oportunidad, que disponéis para poder ir perfeccionándoos en vuestras cualidades espirituales. Por eso es tan importante mantener la atención permanente, y esto se consigue a través de la práctica habitual de la concentración, de la toma de consciencia. Haciéndolo varias veces al día podréis conseguir estar mucho más atentos, para poder evolucionar, para poder cambiar, de acuerdo a vuestra propia voluntad. Entended pues, que es muy importante que hagáis prácticas diarias conscientes que os permitan recordar que estáis en un proceso de perfeccionamiento continuo. Esa es una actividad que puede durar una fracción de segundo, pero hacerlo varias veces al día, tomándolo como hábito, os facilitará que tengáis la proyección de vuestra voluntad en los actos conscientes que desarrolléis, para que os facilite el control a través de vuestra voluntad, pero a través, sobre todo, de vuestra consciencia, en relación con todas aquellas vicisitudes que se van a manifestar delante de vosotros como pruebas de vuestra evolución.

 

Es un ejercicio que, junto con la oración de agradecimiento al levantarse por la mañana, con las oraciones por los hermanos que lo necesiten, y con el breve repaso del final del día[1], vais a ser capaces de poder experimentar una gran evolución en vuestro proceso de perfeccionamiento en el plano carnal.

 

[1] Ver artículo Transformación constante

 

Más información:

Índice

Contactar o suscribirse

Comentarios

Entradas populares de este blog

Índice

Cinefórum MyE. Reflexiones sobre la película “Divaldo Franco Medium”

Contactar o suscribirse