Los mundos desencarnados o espirituales (2). Hermanos que tienen poca luz

You can translate this web with Google Crome

Comunicación recibida el 02/03/2021 (extracto textual de la sesión completa)

 

Contenidos:

-         La atracción a los mundos físicos.

-         La importancia de la oración para vuestro propio progreso.

-         Poniendo un ejemplo de separación respecto de ese defecto.

-         Compasión por quien sufre como tú.

-         La oportunidad que prestas con tu esfuerzo.

 

Los hermanos que tienen poca luz, tienen mucha atracción a los mundos físicos, están muy atentos a todos aquellos hermanos encarnados que comparten los mismos defectos, los mismos niveles de ignorancia, y así, un hermano encarnado que le guste beber alcohol atraerá a muchos hermanos desencarnados que se encuentren en la misma situación. Exactamente lo mismo ocurrirá con los fumadores, a los que les guste el juego, etc.

 

Precisamente por eso, por esa facilidad de atracción que tienen los hermanos encarnados con los hermanos desencarnados que tienen similares niveles de ignorancia, os pedimos que hagáis oración, y cada vez que detectéis cualquier defecto en vuestra realidad, entended lo importante que es para vuestro propio progreso el pedir ayuda por todos los hermanos desencarnados que se encuentran en la misma situación que vosotros[1], porque les estáis poniendo un ejemplo de separación respecto de ese defecto, una intención clara y evidente de compromiso para poder superar ese problema. Porque os habéis hecho conscientes de ello, y tomáis la decisión firme de superarlo, de perfeccionaros. Y cuando hacéis oración por todos aquellos hermanos que se encuentran en la misma situación, estáis mostrando compasión por ellos, y les estáis haciendo entrar en sintonía de consciencia, para que puedan comprender ese tipo de error, y para que tengan la oportunidad de poder decidir, en su próxima encarnación, el modo de poder superarlo.

 

[1] Nota del canalizador: este artículo se está refiriendo a los hermanos desencarnados, pero la oración, también en este caso, es importante hacerla también por los hermanos encarnados que se encuentran en la misma situación, ya que, aunque el nivel de sufrimiento probablemente será menor que los desencarnados, en el plano encarnado tienen la oportunidad de poder corregir la falta. Y nada mejor que pedir ayuda para poder avanzar más rápido, “pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá” (Evangelio según San Mateo 7,7).

 

Más información:

Índice

Contactar o suscribirse

Enseñanzas sobre la oración (PDF)

Comentarios

Entradas populares de este blog

Índice

Solicitudes de Oraciones

Actividades de apoyo y ayuda