Superar el estado de turbación

You can translate this web with Google Crome

Comunicación recibida el 13/04/2021 (extracto textual de la sesión completa)

 

Contenidos:

-         ¿Es necesario pasar por la materia a través de un médium para superar el estado de turbación?

-         Cuando un espíritu en estado de turbación al desencarnar tiene la posibilidad de poder contactar con un médium.

-         En qué casos el médium puede sufrir de una obsesión.

-         Cómo permitir que se produzca la separación.

-         De qué depende la sensación que puede tener el espíritu turbado.

-         Cómo es el proceso de turbación.

-         La influencia de las oraciones.

-         Actuar por iniciativa propia para salir del estado de turbación.

-         Las oraciones, la voluntad de Dios y la voluntad del hermano desencarnado.

-         La responsabilidad en las decisiones que tomamos.

-         La responsabilidad de las misiones en relación con la luz espiritual.

-         La elevación espiritual en relación con el servicio.

-         Cómo llegan las oraciones.

-         De todo lo que deis, recibiréis mucho más.

 

-       ¿Es necesario que un espíritu turbado pase por la materia a través de un médium para superar el estado de turbación? ¿Porqué? ¿Hay otras formas de lograrlo?

 

No es imprescindible. Cuando un espíritu en estado de turbación al desencarnar tiene la posibilidad de poder contactar con un médium, a través del cual pueda recibir de nuevo las sensaciones físicas, puede darse el caso de que le sirvan de forma positiva, porque puede aumentar su nivel de consciencia, puede comprender que ha desencarnado y puede estar en condiciones de observar a los Hermanos de Luz, que están siempre dispuestos cuando un alma está preparada para recibir las enseñanzas necesarias que le sirvan de guía en su camino evolutivo.

 

Pero también puede ser que, al contactar el espíritu con el médium, aquél desee quedarse fijado al médium para poder seguir percibiendo las mismas sensaciones que cuando estaba encarnado. En ese caso, el médium puede sufrir de una obsesión. Esto solo ocurre en el caso de que el médium lo permita, de acuerdo a su nivel moral, y haya utilizado sus capacidades de un modo ligero, sin buscar dar una ayuda real a los espíritus que pasan a través de su mente.

 

Por eso, la influencia que puede ejercer ese espíritu turbado sobre el médium, cuando existe una afinidad fluídica entre ambos, el espíritu turbado deseará mantenerse lo más cerca posible del médium, pero los procesos de elevación espiritual que pueda realizar el médium y toda la ayuda que pueda darle al espíritu turbado, podrán permitir que se produzca la separación.

 

Pero la sensación que puede tener el espíritu turbado depende, en gran medida, del nivel evolutivo de su alma. El proceso de turbación es como el despertar de un largo sueño, en el que se tarda un tiempo en poder hacerse consciente de toda la realidad, y este proceso puede ser muy largo en ciertos casos. Pero no hay nada que ocurra en el universo que no se haga de acuerdo a la voluntad del Padre Eterno, y esos estados de turbación, a través de las oraciones que puedan dirigirle otros hermanos, ya sean encarnados o desencarnados, pueden influir sobre él, sobre su mente, para que pueda recibir esas señales que le permitan tomar consciencia de la situación en la que se encuentra y actuar por iniciativa propia para salir de ese estado de turbación y continuar el camino que le corresponde, de acuerdo a su nivel de elevación espiritual.

 

Pero no penséis en ningún momento que las oraciones que podáis dirigir están modificando la voluntad de Dios, ni están modificando la voluntad del hermano desencarnado que pueda estar en ese estado de turbación o en otro cualquiera. Exactamente igual que os puede ocurrir a vosotros en el estado encarnado, podéis recibir muchos impulsos, muchos mensajes, mucha información, pero de vuestra elección dependen las decisiones que toméis. Y todos somos responsables de las decisiones que tomamos. Así, esa responsabilidad, cuando actuamos correctamente, se convierte en mérito, y nos permite evolucionar y responsabilizarnos de mayores misiones, porque por mérito propio hemos sido capaces de demostrar nuestra valía. Entended que el incremento de la responsabilidad de las misiones es necesariamente equivalente al incremento de la luz espiritual. Porque la elevación espiritual está vinculada al servicio, y cuanto más se está ubicado en el camino del Padre Eterno, más importante es el servicio que estamos en condiciones de poder realizar, porque nuestras capacidades son mayores, nuestra disposición es mayor, nuestro amor es mayor.

 

Y nadie puede avanzar si no es capaz de esforzarse por sí mismo, por muchas oraciones que reciba. Pero las oraciones son mensajes, es información, son impulsos, que llegan a la mente del receptor, y que le permiten recordar en qué momento de la evolución se encuentra, y en qué dirección tiene la oportunidad de ir.

 

Y entended que, de todo lo que deis, recibiréis mucho más, y todas las oraciones que dirijáis, es energía que estáis emitiendo, ya sea vuestra o ya sea como consecuencia de la transmisión de la energía divina hacia las personas en las que ponéis vuestra intención. Y hasta tal punto entreguéis ese amor y esa energía, hasta tal punto, pero multiplicado, la recibiréis también vosotros. Porque todo lo que entregáis, de acuerdo a la Ley de Dios, se os devuelve ciento por uno.

 

Más información:

Índice

Contactar o suscribirse

Enseñanzas sobre la oración (PDF)


Comentarios

Entradas populares de este blog

Índice

Solicitudes de Oraciones

Actividades de apoyo y ayuda