¿Cómo ayudar a hermanos con facultades mediúmnicas que sufren?

You can translate this web with Google Crome

Comunicación recibida el 11/05/2021 (extracto textual de la sesión completa)

 

Estos hermanos[1] han recibido de vuestro grupo un gran apoyo, pero el apoyo no debe mantenerse constantemente, porque produciría debilidad en ellos. En el mundo animal se puede observar cómo las madres de los mamíferos ayudan a sus hijos a sostenerse por sí mismos y a sobrevivir, y en el momento en que ya tienen la capacidad necesaria, los dejan ir. Así tiene que hacerse con toda persona a la que se le esté prestando ayuda, porque todos debéis caminar por vuestro propio pie, y la ayuda no puede ser eterna porque, en lugar de estar permitiéndoles que avancen en su camino, les estáis retrasando, porque necesitan avanzar de acuerdo a sus propios criterios, entrar en el oscuro camino de la evolución personal, donde tendrán que tomar decisiones ante situaciones desconocidas que les permitirán establecer una conexión entre las realidades de su vida y la Ley de Dios que han ido aprendiendo previamente.

 

Ese es el proceso que tiene todo alumno, necesita ayuda para poder despegar, pero después es necesario que pueda continuar volando con el esfuerzo de sus alas. Vosotros les estáis dando las oportunidades que necesitan para que ellos, por su propio mérito y esfuerzo, continúen en el camino ascendente de Dios. Y en el momento en que observéis que los cambios son suficientemente satisfactorios, esperad a que ellos, si lo necesitan, os pidan la ayuda, porque ellos también tienen que saber desarrollar la humildad necesaria para pedir, para pediros a vosotros pero, sobre todo, para pedir al Padre Eterno, para que puedan recibir constantemente la luz, para observar del modo correcto las experiencias y oportunidades de la vida, que les permitan dar los pasos necesarios en los momentos oportunos, exactamente lo mismo que les ocurre a todas las demás almas evolutivas.

 

No los consideréis diferentes, por tanto, porque si así lo hiciereis, los estaríais juzgando, y ya os hemos explicado que no debéis juzgar a las personas, sino a los hechos y a las circunstancias[2].

 

[1] Se refieren a los hermanos concretos sobre los que habíamos realizado la consulta.

[2] Ver artículo No juzgar a los demás y diferenciar entre lo bueno y lo malo

 

Más información:

Índice

Contactar o suscribirse

Practicar la mediumnidad

Comentarios

Entradas populares de este blog

Índice

Solicitudes de Oraciones

Actividades de apoyo y ayuda