Qué hacer por las personas enfermas o fallecidas

You can translate this web with Google Crome

Comunicación recibida el 13/04/2021 (extracto textual de la sesión completa)

 

Contenidos:

-         Herramientas que disponéis para poder influir.

-         Palabras de ayuda.

-         No todas las personas están en condiciones de recibir.

-         Encontrar el momento oportuno.

-         La forma más adecuada de llegar al corazón de las personas.

-         Los pensamientos y las oraciones para los seres desencarnados.

-         Los pensamientos y la intención.

-         Palabras en voz alta a los espíritus.

 

-       Además de orar ¿se puede hacer algo más por las personas enfermas o fallecidas?

 

La oración y la emisión de energía positiva son unas de las herramientas que disponéis para poder influir de acuerdo a vuestra capacidad y a vuestra voluntad. Pero existen más posibilidades, porque con una persona enferma, con una persona sana, e incluso con una persona fallecida, las palabras que podáis dirigirle pueden resultarle de ayuda.

 

Pero debéis entender que no todas las personas están en condiciones de recibir explicaciones o enseñanzas o consejos. Debéis ser cautos y encontrar el momento oportuno, y el mejor modo de encontrarlo es provocarlo, de acuerdo a vuestras capacidades amorosas, para poder llegar a esas personas.

 

Por ejemplo, si queréis dar un consejo sobre salud, podéis llevar la conversación hacia ese tema, para que os permita dar pie a plantear la cuestión sin necesidad de que la persona se sienta abrumada o molesta por vuestras palabras. Porque si lo hacéis al hilo de la conversación, podrá recibir esa enseñanza de un modo suave y amable, que es la forma más adecuada de llegar al corazón de las personas. Y con los seres desencarnados, los pensamientos que les dirijáis tienen el mismo efecto que las oraciones, porque las oraciones son pensamientos, y los pensamientos están revestidos de la energía de vuestra intención, para que puedan llegar a quien deseáis, y provocar el efecto que, de acuerdo a vuestras capacidades, estéis en condiciones de lograr.

 

Si os encontráis en un lugar adecuado, podéis dirigiros, no solamente con el pensamiento, también podéis articular las palabras porque, si hay un espíritu desencarnado y estáis pensando en él, existen muchas posibilidades de que se aproxime a vosotros, siempre y cuando vuestros pensamientos estén vinculados a vuestros sentimientos, y si le dirigís las palabras en voz alta, de forma que las puedan escuchar, los espíritus que tengan poca iluminación o que se encuentren turbados, tienen muchas más posibilidades de percibir esta información.

 

Más información:

Índice

Contactar o suscribirse

Enseñanzas sobre la oración (PDF)

Comentarios

Entradas populares de este blog

Índice

Solicitudes de Oraciones

Actividades de apoyo y ayuda