Cómo rezan los espíritus buenos y elevados

You can translate this web with Google Crome

Comunicación recibida el 31/05/2021 (extracto textual de la sesión completa)

 

-       ¿Los espíritus buenos y elevados rezan? ¿Cómo lo hacen?

 

Los espíritus establecen unos procesos de comunicación en los niveles vibratorios adecuados a sus capacidades. Todos los seres de la creación tienen la oportunidad y la posibilidad de poder hacer oración. Según se va elevando el nivel espiritual de un alma, su conexión con los grados más elevados se va haciendo cada vez mayor. Y orar consiste, esencialmente, en elevar nuestra propia vibración, para poder contactar con seres espirituales de niveles más elevados que el nuestro. Porque en la oración se trata de dialogar, no es un monólogo, y es necesario pedir para que se nos dé, y es necesario preguntar para que se nos responda. Pero una vez que pidamos y una vez que preguntemos, hay que escuchar, para poder recibir la información solicitada, para poder recibir la ayuda pedida. Y estas respuestas, no siempre se dan como esperamos, porque pueden venir a través de la experiencia de la vida. Y los espíritus elevados, del mismo modo que todo el rango vibracional de los espíritus de la creación, establecen esta relación con espíritus superiores, para poder recibir enseñanzas y ayudas dentro del proceso eterno e infinito de la evolución de los espíritus hacia Dios.

 

Debéis entender que solamente se pueden comprender las cuestiones de nuestros niveles vibratorios y de los niveles inferiores. El motivo es que ya hemos pasado por las experiencias de los niveles inferiores, y por ese motivo, podemos comprender a otros seres que puedan estar sufriendo las mismas experiencias que nosotros ya sufrimos, y podemos observarlos con amorosa compasión, pudiendo tenderles la mano y ayudarles, para que ellos, por su propio mérito y esfuerzo, tengan la posibilidad de poder superar los obstáculos que Dios pone en su vida para su progreso personal.

 

Pero la información que corresponde a espíritus más elevados de cada uno de nosotros se mantiene en la oscuridad de la ignorancia. Tenemos la intuición del progreso infinito de Dios, pero la luz intensa que suponen los planos superiores a nuestro propio nivel vibracional, es para nosotros como una oscuridad, ya que nos ciega la intensidad de esa luz, nos ciega y no nos permite ver. Y eso es una muy buena noticia, porque si conociéramos los estados de los espíritus superiores, es posible que dejáramos de valorar los estados en los que nos encontramos actualmente. Por eso, en muchas otras ocasiones, os he informado de que el progreso espiritual se hace en la oscuridad de la ignorancia, y se va aprendiendo, se va evolucionando y se va adquiriendo la luz de forma progresiva para que pueda ser asimilada por cada una de las almas evolutivas, de acuerdo a su nivel de esfuerzo y progreso que le permita alcanzar estos niveles más elevados.

 

Todos estos procesos implican un esfuerzo para adaptarse, para evolucionar, para cambiar. Entended el concepto del cambio. Si queréis evolucionar, no podéis seguir siendo como sois ahora. Tenéis que analizar vuestra realidad, seguir los procesos de atención y de intención, para encontrar cada uno de los aspectos de vuestra realidad que puedan mejorarse, y a través de esa mejoría se producirá la evolución, que os permitirá adquirir la información necesaria para comprender cómo es la realidad en otros planos más elevados. Pero entended que el proceso básico que se produce en toda la jerarquía espiritual a la hora de hacer oración consiste en buscar el desarrollo de la mejor versión de nuestra realidad actual, de modo que, si vosotros estáis en un “nivel cuatro”, los Hermanos Espirituales que puedan estar en un “nivel ocho” se encontrarán con una realidad diferente, pero seguirán teniendo, igual que vosotros, la posibilidad de seguir evolucionando, porque el proceso de evolución es infinito y, por lo tanto, este proceso de evolución siempre plantea la posibilidad de vislumbrar una mejor versión de nuestra realidad, de acuerdo a los conocimientos que podamos ir adquiriendo, y que siempre Dios nos lo pone a nuestro alcance para poder aprovecharlos.

 

Eso lo denominamos “nuestra mejor versión”. Y cuando alcanzamos nuestra mejor versión, aparece ante nosotros otra superior, pero no antes, porque el proceso siempre es progresivo y, por tanto, el aprendizaje carece de sentido cuando no estamos en condiciones de poder aprovecharlo.

 

Así, la forma de orar de Hermanos Espirituales superiores, podéis entender que está en función de las capacidades que ellos tienen en ese momento, pero no tenéis acceso a una información más detallada, porque no podríais entenderla. Nadie puede entender los niveles superiores de elevación espiritual hasta que no se adentra en ese proceso de perfeccionamiento.

 

Más información:

Índice

Contactar o suscribirse

Enseñanzas sobre la oración (PDF)

Comentarios

Entradas populares de este blog

Índice

Solicitudes de Oraciones

Actividades de apoyo y ayuda