Para qué estamos los Hermanos (Maestros) Espirituales

You can translate this web with Google Crome

Comunicación recibida el 20/09/2021 (extracto textual de la sesión completa)

 

Estamos aquí para poder transmitiros unas enseñanzas que son simples, pero esa simplicidad es muy difícil de poner en práctica. Ya dijo el Gran Maestro Jesús que tenemos que ser como niños para entrar en el reino de los cielos[1]. Se estaba refiriendo a esa simplicidad. Porque cuando somos capaces de poder mantener en nuestro corazón la chispa del amor, y podemos manifestarla en toda la experiencia de nuestra realidad, ya sea encarnada o desencarnada, estamos cumpliendo con este precepto de ser sencillos. Porque el amor es sencillo, no exige, solo da, y para que se pueda cumplir con este precepto es necesario estar revestido de todas las cualidades que están vinculadas a este amor, como pueden ser la humildad, la comprensión, la compasión, la caridad, el sosiego, el control de las emociones y el valor para poder enfrentar cualquier acto hostil a través de ese amor.

 

[1] Evangelio según San Mateo 18,3

 

Más información:

Índice

Contactar o suscribirse

La Ley del Amor (PDF)

Comentarios

Entradas populares de este blog

Índice

Solicitudes de Oraciones

Actividades de apoyo y ayuda