La caridad (5). El aprovechamiento de nuestros talentos

You can translate this web with Google Crome

Comunicación recibida el 17/05/2021 (extracto textual de la sesión completa)

 

Cada una de estas cualidades es como uno de los talentos de los que hablaba el Gran Maestro Jesús[1]. Recibir un talento es recibir una capacidad, pero también una responsabilidad. Aprovechadla, ponedla en práctica y dirigidla siempre a ayudar en todas las manifestaciones en las que se produzca la necesidad. Eso es la caridad.

 

Por tanto, es evidente que, en todo el proceso de elevación espiritual, la caridad forma parte evidente de todo el proceso en el que vais a ir consolidando, paso a paso, vuestros nuevos escalones de elevación espiritual. Porque elevarse espiritualmente implica aumentar vuestra capacidad de servicio, para poder ser servidor de los demás. Cuanto más se eleva un espíritu, más servidor. Así, Dios, que es el amor manifestado, infinito y absoluto, produce el mayor servicio a toda la creación, dando a los universos la capacidad de poder desarrollar la vida, y permitiendo a sus criaturas que puedan evolucionar de acuerdo a su propia voluntad, en el eterno camino evolutivo de felicidad creciente en la aproximación hacia él.

 

[1] Evangelio según San Mateo 25,14-30

 

Más información:

Índice

Contactar o suscribirse

La caridad (1). Qué es

Comentarios

Entradas populares de este blog

Índice

Solicitudes de Oraciones

Actividades de apoyo y ayuda