La evolución social y económica

You can translate this web with Google Crome

Comunicación recibida el 14/08/2022 (extracto textual de la sesión completa)

 

La pérdida del poder adquisitivo del dinero es el sistema que utilizan los gobiernos para impulsar el trabajo de los ciudadanos, y mantener una capacidad económica que está sustentada en absorberles la energía. Los estados fabrican las monedas y las entregan de acuerdo al esfuerzo, al trabajo, de sus ciudadanos. Pero la riqueza de un país está basada, precisamente, en ese trabajo que van haciendo todos los ciudadanos, y si cada vez introducen más monedas y billetes en el mercado, el valor de los mismos cada vez será menor, porque la riqueza no depende de estos billetes, sino de la realidad que dispone el país.

 

Los gobiernos siempre evolucionan de acuerdo con la evolución de sus ciudadanos, y en el momento en que el egoísmo vaya decreciendo de las sociedades, los gobiernos serán también menos egoístas, y harán lo posible por mantener, finalmente, una estabilización en el valor del dinero, para que las personas no estén constantemente perdiendo poder adquisitivo con el dinero que disponen.

 

Cuando los gobiernos dejen de gastar en cuestiones superfluas, dejará de ser necesario este proceso de la inflación, porque con las aportaciones mínimas de los ciudadanos tendrán la capacidad de cubrir todas las necesidades del país. Pero el procedimiento que siguen no se ajusta a estos principios, porque no son capaces de transmitir la necesidad que tienen de actuar de un modo mucho más coherente, gastando muchos menos recursos, porque la mayoría de los países tienen unas deudas que, si fueran correspondientes a cualquier familia, podríamos afirmar que estarían arruinados. Pero como son los propios países los que están pidiendo el dinero a estas personas que disponen de grandes fortunas, no son capaces de reconocer el gran error acumulativo en el que se encuentran. Y hasta que las sociedades no entren en los niveles de coherencia apropiados, tampoco estarán en condiciones los ciudadanos de poder asumir el esfuerzo económico que tienen que realizar para poder estar en unos niveles de déficit que sea igual a cero, unos niveles en los que el déficit no exista, y que la riqueza del país se mida en base a los productos y a la fortaleza de sus ciudadanos, y no en base a los números que manejan los bancos.

 

El cambio que necesita la sociedad implica frugalidad, implica comprender la necesidad de evitar los gastos innecesarios. Pero no podemos esperar que sean otras personas las que comiencen a hacer las cosas, porque solo a través de las decisiones personales se logra alcanzar la masa crítica que permite que se realicen los cambios finalmente.

 

Por lo tanto, realizad vosotros los cambios, que cada persona se haga consciente de que es responsable de que esos cambios se materialicen. Pero no estéis esperando a que los demás actúen. Es necesario actuar de un modo decidido y personal para lograr que se produzca el cambio verdadero, y para poder influir en los demás para que, observando vuestro ejemplo, puedan actuar del mismo modo.

 

Más información:

Índice

Contactar o suscribirse

Una nueva sociedad (PDF)

Comentarios

Entradas populares de este blog

Solicitudes de Oraciones

Índice

¿Qué peligros tiene la mediumnidad?