Pedir (1). El egoísmo de la pasividad

You can translate this web with Google Crome

Comunicación recibida el 28/01/2023 (extracto textual de la sesión completa)

 

-       Nos dijisteis que pedir constantemente es una forma de egoísmo[1] ¿Puedes ampliar esta información?

 

Os hemos explicado algo sobre esto anteriormente en la pregunta anterior[2], pero concentrándonos en el tema de pedir, la actitud egoísta es la del alma que pide, esperando a que todo se resuelva sin ningún esfuerzo por su parte, a que los problemas se solventen, pero sin que esa persona haya realizado ningún cambio en su realidad. Esa es la ignorancia del egoísta, porque cree que lo que ocurre en la vida es algo que no le viene como consecuencia de sus necesidades [de evolución]. Considera que los obstáculos que la vida le impone son circunstancias aleatorias en las que no tiene nada que ver. Y por eso, desea pedir que desaparezcan sus problemas sin que haga ningún tipo de esfuerzo para que eso ocurra.

 

[1] “Si no damos, estar pidiendo constantemente es una forma de egoísmo” (ver Cuándo funciona la oración).

[2] “La felicidad del egoísta es una chispa frente al fuego intenso de la felicidad del altruista” (ver Aprended a elegir).

 

Otros artículos de esta colección:

Pedir (y 2). Protagonizar el cambio con fe

 

Más información:

Índice

Contactar o suscribirse

Enseñanzas sobre la oración (PDF)

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Qué peligros tiene la mediumnidad? (1). La importancia del nivel vibracional del médium

Solicitudes de Oraciones y Energía

Reflexiones que extraje de la película “La Cabaña”