Mensajes recibidos en las sesiones de oración-meditación colectiva (3)

You can translate this web with Google Crome

 

Se incluyen los mensajes recopilados por el canalizador del blog en las sesiones de oración-meditación colectiva de Moral y Espiritualidad (acceder), ordenados de más nuevo a más antiguo, a partir el mensaje número 731 y que puede emplearse como para el tercer año consecutivo de análisis de mensajes, uno cada día. Los de los años anteriores se pueden visualizar y descargar aquí.

Si pueden servir para ayudar a avanzar a una sola persona, se ha cumplido el objetivo.

 

805. La evolución se desarrolla en nuestro interior. La vanidad, el orgullo y la soberbia fijan la atención en los demás y en el modo en el que se relacionan con nosotros. Desde la humildad, el respeto y la comprensión nos hacemos protagonistas de las relaciones basadas en el amor.

804. La evolución se desarrolla en nuestro interior. ¿Dónde nace la ira? En nuestra ignorancia, que busca expresarse a través del enfrentamiento, ya sea hacia lo externo o hacia nosotros mismos. La sabiduría siempre se expresa a través de la paz.

803. La evolución se desarrolla en nuestro interior. La frase “sé el cambio que quieres ver en el mundo” nos permite comprender la gran importancia y trascendencia que tienen nuestras decisiones.

802. La evolución se desarrolla en nuestro interior. La envidia desea lo que no se tiene y sí tienen los demás. La admiración reconoce el mérito de los demás, pudiendo, en su caso, aprovecharlos como modelo para evolucionar nosotros.

801. Toda la sabiduría que nos pueda transmitir la vida, solo la podremos aprovechar si realizamos el trabajo que nos corresponde en ponerla en práctica en el día a día.

800. Todos los seres de la Creación están en el momento y lugar necesarios para cumplir con su proyecto evolutivo. Aceptar la realidad y valorarla como la oportunidad que nos da Dios para poder evolucionar en cada momento, es un paso imprescindible para la adquisición de la sabiduría inherente de cada experiencia.

799. La sabiduría es una capacidad que, si no se pone en práctica, se pudre en nuestro interior

798. El amor puede mantenerse incluso en el cumplimiento de los veredictos y las penas más severas.

797. La sabiduría es información práctica, verificada y que exprese amor en todas sus manifestaciones. Adquirir sabiduría es evolucionar en los niveles del cuerpo, de la mente y del alma simultáneamente.

796. Ningún libro, ningún maestro, ninguna filosofía, te pueden hacer evolucionar, al igual que ninguna semilla guardada en un saco puede convertirse en planta productiva. Todo depende de qué hacemos con esa semilla, con ese libro, maestro o filosofía, dónde la plantamos, cómo la cuidamos, cómo la aprovechamos. Realmente somos los dueños de nuestro destino en base a cómo empleamos las capacidades que tenemos y las que vamos adquiriendo.

795, Al observar la vida desde un punto de vista separado de nuestro cuerpo y de nuestra mente, nos permite tener una visión más amplia de la realidad.

794. La paz interior es una condición necesaria para desarrollar todas las virtudes del espíritu, y para lograrlo es necesario que la vida nos exponga a situaciones que nos dificulten mantener esta paz.

793. La amistad es una expresión de cariño, que está vinculado a la mente, por lo que es selectivo. El amor es una manifestación del alma, por lo que es universal.

792. El valor de las decisiones está siempre en la medida en la que puedan afectar, tanto a nosotros mismos como a los demás. Por nuestros hechos nos conocerán… y nos conoceremos.

791. Para poder observar la realidad correctamente es necesario liberarse de las influencias limitantes de nuestro ego, y eso se logra a través de la consciencia amorosa.

790. Agradezcamos a las personas que piensan diferente, porque nos abren a puerta al análisis, contraste y valoración humilde de nuestras ideas, para poder tomar decisiones valientes de desechar lo que es superado por la nueva sabiduría que nos llega, respetando a quien tenga opiniones que consideremos equivocadas.

789. La realidad, lo que ocurre, siempre es de acuerdo a la voluntad de Dios, ya sea porque en su amor, poder y sabiduría lo dirige, o porque lo permite.

788. Desear que se cumpla la voluntad de Dios se manifiesta cuando se acepta la realidad, cuando, a pesar de haber hecho todo lo posible para lograr una meta, aceptamos el resultado inesperado con total confianza en que todo, siempre, es como tiene que ser, como Dios quiere que sea.

787. Cuando se desarrolla la paz interior, se observa la realidad de un modo cada vez más completo, ya que hay menos interferencias de nuestro ego.

786. Transmitir buenos consejos de vida no es tarea fácil, ya que las personas que realmente pueden recibirlos de un modo provechoso son solo aquellas que están dispuestas de realizar una transformación paulatina a través de la decisión consciente de realizar cambios concretos de la realidad personal que logren aumentar la paz, el amor y la felicidad interior, mostrándolo exteriormente a través de los actos.

785. Solo aprendemos a perdonar cuando entendemos el agradecimiento que podemos sentir por las personas que nos ayudan a mostrar nuestras propias sombras y logramos sentir ese agradecimiento en nuestro interior.

784. Vivir en la paz interior, a pesar de la vorágine que nos rodea, es el reto fundamental que debemos alcanzar para poder construir sobre él los pilares de la evolución en amor y felicidad.

783. Amar al prójimo como a nosotros mismos es desearle que pueda avanzar en su camino de evolución, ayudándole en lo posible, y permitiendo a la vez que nosotros podamos avanzar en el nuestro.

782. El mejor modo de captar las vibraciones elevadas de amor y sabiduría que la espiritualidad pone a nuestra disposición consiste en mantener una atención y una intención que esté en esa sintonía y que se demuestre a través de nuestros actos.

781. Verificar personalmente la información nueva es el único modo de evitar adquirir información errónea.

780. Las personas necesitadas tendrían que tener derecho a ser ayudadas para poderse valer por sí mismas. La necesidad puede precisar de ayuda urgente, pero debe continuarse con la compensación por parte de las personas necesitadas, de otro modo se degenera en parasitismo.

779. Las experiencias más difíciles son, sin duda, las que más enseñanzas nos muestran, pero depende de nuestra atención y de nuestra intención saber aprovecharlas.

778. Aportar lo mejor, la mejor versión posible, es diferente en cada persona y en cada momento, porque cada cual está transitando un punto diferente del camino que nos marca Dios. Por tanto, evitemos juzgar, porque todos somos muy ignorantes, porque no disponemos de la verdad absoluta, porque no conocemos los procesos por los que pasan las otras personas. Entendiendo este respeto que le debemos a los demás, el sufrimiento de la crítica se diluye por la comprensión y la paz interior que ésta genera.

777. El valor es la cualidad que nos permite superar todos los retos de los que nos creíamos incapaces. El valor, por tanto, es una decisión que nos transforma y nos ayuda a evolucionar.

776. Tener fe es sentir la convicción de que todo es posible si es de acuerdo a la Ley del Amor, la Ley de Dios.

775. La paz y el conflicto son dos formas de ver la misma realidad. Elegir conscientemente la observación desde la paz es poner en acción la sabiduría.

774. Todo proceso evolutivo es personal, y toda ayuda que podamos recibir o dar siempre influirá de acuerdo al compromiso de transformación de la persona que lo recibe. El libre albedrío exige que se respeten las decisiones que toma cada ser, pero toda ayuda que se ofrezca también es una decisión.

773. La donación es un arte de responsabilidad y amor que emana de la conciencia de todo ser humano con suficiente evolución espiritual como para comprender el valor de la compasión sin humillación.

772. La dulzura de una caricia no está en la caricia misma, sino en la intención con la que se da. La intención es la expresión de lo que somos. Seamos conscientes de nuestras intenciones, porque son el modo como nos relacionamos con el mundo.

771. El ego es la herramienta que nos da Dios en el sendero de la vida encarnada que nos muestra el camino del error y del sufrimiento, y que nos ayuda a aprender en libertad.

770. Hay un momento en el que el perdón ya no es necesario, y es porque se comprende que toda experiencia confrontante es una oportunidad que nos da la vida para evolucionar, por lo que solo queda la comprensión y el agradecimiento.

769. Toda expresión de amor debe estar sustentada en el respeto. Si se perturba el respeto a los demás o a nosotros mismos, es imposible que florezca el amor.

768. La evolución se sustenta en el libre albedrío. Fuera de esta Ley, todo progreso carecería de mérito.

767. Todas las experiencias aprovechadas son, esencialmente, procesos internos de comprensión de la realidad, que nos permiten mantener un nivel cada vez más elevado de paz interior.

766. Si nos rendimos al primer contratiempo, ¿qué mérito tenemos? Cuando el propósito está alineado con el amor, los obstáculos son solamente las oportunidades de mérito que podremos ir superando en nuestro proceso de evolución.

765. La verdadera paz solo se puede encontrar en nuestro interior.

764. Todo lo que ocurre se manifiesta de acuerdo con las Leyes que rigen la Creación. Por ello, es correcto afirmar que todo lo que ocurre es de acuerdo a la voluntad de Dios, porque es de acuerdo a las Leyes dictadas por Él.

763. Mantener el estado de consciencia plena en todo momento y lugar es un objetivo al que aspira toda alma, y se va adquiriendo progresivamente a través de la compresión del propósito, la práctica continuada y el aprovechamiento eficiente de la energía vital para poder dirigirla hacia el fin propuesto.

762. El valor de formar parte de un grupo es la multiplicación de las energías que cada miembro aporta al colectivo.

761. Todos los logros del ser humano son susceptibles de ser perfeccionados. Esta información nos permite trabajar en el infinito proceso de evolución revestidos de esperanza y humildad.

760. Si damos lo mejor de nosotros mismos, nadie nos puede exigir más, ni siquiera nosotros, pero para ello es necesario ser consciente de este proceso.

759. Cuando intentamos resolver los problemas de la vida desde el estado de paz interior, estamos poniendo las mejores condiciones para alcanzar una solución de amor y sabiduría.

758. Es imposible que todas las personas puedan estar de acuerdo en una misma cosa. Los caminos de cada cual llevan a ver diferentes ángulos de un mismo tema. Por eso es importante mantenerse en entornos en los que el nivel de comprensión espiritual permita dialogar y discernir con criterios razonables y razonados, incluso en aquellos que puedan provenir de la intuición.

757. Toda adquisición de energía (física, mental o espiritual) en la que no intervenga la intención consciente, tiene un efecto tan limitado como una gota de agua que cae en la arena del desierto.

756. El dolor nos abre las puertas al camino de la ignorancia del sufrimiento o al camino de la evolución del aprendizaje, y solo de nosotros mismos depende qué dirección escojamos.

755. El servicio de amor es la práctica que podemos realizar en los tres niveles energéticos de los seres humanos. En el nivel físico podemos ayudar a quien lo necesita y solicita. En el nivel mental podemos enseñar al que no sabe y lo pide. En el nivel espiritual podemos enviar energía amorosa a amigos y a enemigos.

754. La paz interior es la base donde se sustenta todo el proceso de evolución del cuerpo, de la mente y del alma. Busquemos desarrollar la paz en nuestro interior y todo lo demás se nos dará por añadidura.

753. Vivir en el aquí y en el ahora es el único modo de poder transformarnos a través de la experiencia plena que la vida pone a nuestro alcance.

752. Si buscas lejos, encontrarás tu destino lejos; si buscas cerca, lo encontrarás cerca, porque siempre hay oportunidades de desarrollarnos en la experiencia de la vida. “Buscad y hallaréis”, nos enseñó el Maestro Jesús.

751. La verdad es un camino, y cada caminante es capaz de ver solo un poco más allá de donde van sus pasos. Quien tiene un mapa puede imaginar el itinerario, pero nunca podrá conocer realmente el camino hasta haberlo transitado.

750. Toda experiencia en la vida encarnada es una lección en la escuela evolutiva de almas. De acuerdo con las decisiones que toma cada alma, el colectivo también evoluciona y pasa por las experiencias que son necesarias para cumplir la voluntad de Dios.

749. La evolución es un proceso del cuerpo, de la mente y del alma que va aproximando paulatinamente a toda la Creación hacia Dios.

748. Ningún ser evolutivo puede entender cuestiones superiores a las correspondientes a su nivel. Cuando se eleva al nivel superior, la información disponible también es superior. Por ello, mantened la comprensión y la humildad para abriros a la información que la vida pone a vuestra disposición, porque es la que necesitáis para seguir evolucionando.

747. El valor espiritual de un acto no está en el acto en sí, sino en la intención que lo dirige. Por eso es tan importante mantener la calma y comprender que toda experiencia es una oportunidad de aprender, sin necesidad de juzgar a los demás.

746. La ayuda es un servicio de amor; nunca se puede imponer, por tanto, y su efectividad depende de la persona que ayuda, de la que es ayudada y del entorno. Sin embargo, aunque no todo esté en nuestra mano cuando ayudamos, hagamos todo lo posible desde el ritmo del amor, dejemos el resultado en manos de Dios y aprendamos de la experiencia para ser, cada vez, mejores instrumentos de su voluntad.

745. La paz interior es el estado que debemos buscar en todo momento, y para entrenarnos, la vida nos pone experiencias confrontantes, para poder desarrollar esa paz imperturbable, que forma parte del sustrato del proceso evolutivo.

744. La justicia consiste en que cada cual reciba lo que le corresponde desde una visión amorosa y sabia. Así es la justicia de Dios y así debe ser la justicia de la humanidad y de cada persona individual.

743. Los únicos problemas en los que es útil centrarse es en aquellos que podemos resolver.

742. La adquisición de sabiduría es progresiva y voluntaria. La adquiriremos por medio del aprendizaje de los errores o de la sabiduría que nos muestre la vida, pero siempre será a través de procesos conscientes. Busquemos y hallaremos.

741. Todos los cuerpos vibracionales del ser humano están interrelacionados. La paz interior se puede lograr por el camino lento, desde el nivel del cuerpo material, pasando por la mente y llegando al espíritu; este es el camino lento. El camino rápido, sin embargo, consiste en comenzar en el nivel del espíritu, ya que cuando se alcanza la paz interior en este nivel más elevado, se traslada de forma inmediata a los cuerpos inferiores.

740. El dolor es la gran señal que nos da Dios a través de la vida para corregir la dirección de nuestro camino errado.

739. La firmeza es totalmente compatible con el amor. Buscar que se desarrolle el bien implica realizar transformaciones, y toda transformación evolutiva será combatida por quienes se mantengan en la comodidad egoísta de la ignorancia y el miedo, y la firmeza en estos casos es esencial para que brille la luz.

738. Cuando crees que la vida no te da respuestas es porque no escuchas adecuadamente.

737. La experiencia siempre está por encima de la teoría, pero gracias a la teoría podemos experimentar con más posibilidades de éxito.

736. El camino de la luz es una experiencia de sentimiento y percepción por encima del nivel del pensamiento y de la razón, pero es necesario pasar por este sendero de la razón, y superarlo, para poder alcanzar el estado de comprensión global, amplia e intuitiva, que nos dirige a la experiencia trascendente de la manifestación de amor en todas las dimensiones.

735. Si buscamos desarrollar la paz interior, todos los demás recursos de la vida surgirán de forma natural.

734. Salvar a las personas y al mundo no es una tarea que esté en manos de nadie. Estamos encarnados para evolucionar personalmente y, con nuestra ayuda y nuestro ejemplo, inspirar a que evolucionen otras almas que deseen realizar su trabajo personal.

733. El trabajo en equipo, cuando se realiza de un modo voluntario y amoroso, permite aprovechar el máximo de capacidades de cada uno de sus miembros, multiplicando la eficacia de todas y cada una de las almas participantes.

732. Perdonar es seguir los impulsos amorosos que desarrollamos en nuestra alma, y que podemos ponerlos en práctica en cada una de las experiencias evolutivas por las que pasamos en las que se nos muestre cualquier resistencia.

731. Incluso las expectativas de las experiencias más agradables pueden provocarnos que perdamos la paz interior. El entusiasmo, la incertidumbre, la espera, nos pueden alejar de la experiencia del momento presente pero, al tomar consciencia, podemos volver de nuevo y recuperar esta maravillosa paz interior

 

Más información:

Índice

Contactar o suscribirse

Oración-meditación colectiva

 

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Qué peligros tiene la mediumnidad? (1). La importancia del nivel vibracional del médium

Solicitudes de Oraciones y Energía

Reflexiones que extraje de la película “La Cabaña”