Comunicarse con el Ángel de la Guarda, Guía Espiritual o Hermano Mayor

Comunicación realizada el 19/03/2020 (adaptación para comunicado público)

Contenidos:
-         Influencia de los seres espirituales en el médium.
-         Todos podemos comunicarnos.
-         La intención es la base del progreso.
-         La intuición recibe los mensajes.
-         Todos los seres humanos tenéis Guía Espiritual o Ángel de la Guarda.
-         La Regla de Oro del gran Maestro Jesús.
-         La Ley del Libre Albedrío.
-         Recibir de forma constante los mensajes de vuestro Ángel y sentir su proximidad.
-         Aumentar vuestra percepción.
-         La denominación de Ángel de la Guarda.
-         La decisión de avanzar en el camino del amor.
-         Diferencia entre nuestros propios pensamientos y los mensajes de nuestro Guía Espiritual.
-         Cómo hacer lo más apropiado para poder contactar con nuestro Guía y para que no pueda acudir ningún otro hermano de bajo nivel espiritual
-         Las palabras vacías.
-         Vuestro sentimiento está siempre en la vibración de todo vuestro ser.
-         Respuestas y sensibilidad.
-         Insistid en vuestras preguntas.
-         Los Hermanos de Luz siempre están a vuestro lado.
-         El contacto con el fluido espiritual del Ángel de la Guarda.
-         Guía para poder sentirlo.
-         La fe es vehículo y confianza.
-         El canal se abre cuando estamos en la línea.
-         Las sensaciones físicas y emocionales del contacto.

SOLICITUD

Queridos Hermanos de Luz, estamos preparados para poder contactar con vosotros, para poder consultaros en relación con todas las dudas, las múltiples y variadas dudas, que sabemos que vosotros estáis en condiciones de aclararnos para nuestro progreso moral y espiritual. Os pedimos que os esforcéis para poder expresaros de forma que nosotros os podamos entender, porque nuestras capacidades están limitadas, pero nuestra intención es inquebrantable. También os pedimos que protejáis a este grupo de todos los espíritus inferiores que puedan venir a interferir este proceso de aprendizaje y evolución.

RESPUESTA

-       Queridas hermanas, querido hermano canalizador que también me estás escuchando, siguiendo los designios de Dios Padre Todopoderoso, influimos en la mente del hermano, para que pueda transmitir los mensajes que nosotros le enviamos.
-       Hermano, yo te quería preguntar si nosotras también podemos recibir estos pensamientos de elevación de conciencia, mensajes vuestros… ¿Es posible?
-       Sí. Todos los seres humanos tenemos, digo tenemos, la posibilidad de entrar en comunicación con la línea luminosa del Padre Eterno. Es muy importante que comprendáis y que hagáis comprender que la intención es la base del progreso, y que, gracias a esa intención, todas vuestras capacidades de alinean en la dirección adecuada, si la intención es correcta. Y vuestra intuición está recibiendo permanentemente los mensajes de los hermanos que, en mayor o menor medida de elevación espiritual, están guiando vuestros pasos.
Todos los seres humanos tenéis Guía Espiritual. Vuestro Ángel de la Guarda, vuestro Guía Espiritual, vive al lado de cada uno de vosotros, y solamente se aleja cuando la tristeza lo separa por vuestra iniquidad. Porque cualquier pensamiento, cualquier sentimiento o cualquier acto que esté fuera de la línea de la Regla de Oro[1] que marcó el gran Maestro Jesús, genera lágrimas de tristeza en vuestros Ángeles de la Guarda y, precisamente, cumpliendo la Ley del Libre Albedrío[2], entristecidos, deben separarse de vosotros, y mantienen el triste silencio de la resignación ante vuestras decisiones en la vida. Entrad en el camino del Padre Eterno y perfectamente estaréis recibiendo de forma constante los mensajes de vuestro Ángel, y además, sentiréis su proximidad en forma de un escalofrío de alegría. Y según vayáis conversando con él, va a ir aumentando vuestra percepción. Entended que las figuras angelicales son una forma de expresión antigua de vuestras sociedades. La denominación de Ángel de la Guarda, no se refiere a ángeles, sino a seres espirituales de niveles superiores a vosotros que han asumido el mandato del Padre Eterno para guiar vuestros pasos en el momento en que vosotros toméis la decisión de avanzar en el camino del amor.
-       ¿Cómo podemos saber la diferencia entre nuestros propios pensamientos y los mensajes de nuestro Guía Espiritual? ¿Y cómo hacer lo más apropiado para poder contactar con nuestro Guía, para que no pueda acudir ningún otro hermano de bajo nivel espiritual?
-       Cuando pedís a Dios, Dios siempre os escucha. Las peticiones que se hacen al Padre Eterno siempre deben ir acompañadas de la intención. Tenéis que mantener una intención de cumplir vuestra vida en relación con este camino. Avanzad en los pasos del amor. De poco sirven las palabras si después nuestros actos, y nuestros sentimientos, y nuestros pensamientos no van de la mano de esas palabras. Son palabras vacías, que no llevan a ningún lugar, solamente a la responsabilidad de la mentira que reina, o que podría reinar en vuestros corazones, al pronunciarlas de un modo tan ofensivo para vosotros mismos. Tened en cuenta que vuestro sentimiento está siempre en la vibración de todo vuestro ser, y cuando contactáis con vuestro Ángel de la Guarda, vuestro Espíritu Protector, siempre notaréis una sensación agradable de tranquilidad, de confianza, incluso cuando rechace vuestras opiniones, incluso cuando os reprenda, porque entenderéis que, como buen padre, siempre querrá lo mejor para vosotros, y todos los consejos que os dé serán para que podáis seguir la senda del amor. Cualquier mensaje que esté relacionado con el egoísmo, con las dudas, con el miedo, nunca pueden ser fuente de vuestro Ángel de la Guarda, de vuestro Guía Espiritual. Y sentiréis de forma diferente.
Pero siempre que pidáis en el nombre del Padre Eterno, de Dios Todopoderoso, los Hermanos de Luz os protegerán, y vuestras intuiciones, cada vez serán más claras. Pero tenéis que saber conducir el vehículo de vuestra mente. No penséis que van a ser palabras que vais a oír desde fuera, van a ser respuestas a vuestras preguntas. Habrá respuestas que serán inmediatas, y habrá respuestas que requerirán un tiempo, porque de acuerdo a vuestra evolución, vuestra sensibilidad va cambiando. Y si no recibís el mensaje, insistid, porque el mensaje os lo envían, pero podéis estar con vuestra mente dirigida a otros asuntos, y podéis olvidar la información que os llega o, incluso, no hacerles caso. Sed consecuentes y entended que los Hermanos de Luz siempre están a vuestro lado. Pero recordad lo que os he dicho hace un momento. En el momento en que os separéis del camino del Padre Eterno, ellos, con lágrimas en los ojos, se separan, porque la energía que os aportan a través de su cuerpo fluídico, solamente la mereceréis mientras estéis en ese camino. Y notaréis una vibración en todo vuestro cuerpo, como un escalofrío agradable, porque os hará sonreír… El hermano canalizador[3] está entendiendo lo que digo, porque lo está percibiendo en este momento y, como en otras ocasiones, la emoción le embarga. Estos sentimientos son solamente, nada más y nada menos, hermanas, el contacto con el fluido espiritual del Ángel de la Guarda. Cuando percibáis esto vais a notar una sensación de felicidad indescriptible. Vais a entender lo que es asomarse a las puertas de la evolución.
-       ¿Podríamos llegar ahora a sentirlo?
-       Sí, es decisión vuestra. Os puedo guiar. Pensad: “querido Guía Espiritual, Ángel de la Guarda, Hermano Mayor –el nombre que deseéis darle–, te pido, por favor, que te aproximes a mí, de acuerdo a mi decisión de seguir el camino del Padre Eterno, y que me permitas sentir tu presencia de bondad, de alegría, de dicha, para reforzar mi fe, para entender las palabras a través de los hechos”.
La fe es el vehículo, la fe es confianza, y el canal se abre cuando estamos en la línea, en el camino, cuando nuestros pensamientos son puros, cuando nuestros sentimientos son nobles y cuando nuestros actos están siempre basados en la caridad. No tengo capacidad para poder observar vuestros procesos, porque no es mi misión en este momento. No puedo deciros lo que vosotras estáis sintiendo, solamente vosotras tenéis la posibilidad de poder expresarlo, y cada persona lo expresa de un modo diferente. Puede haber calor…
-       Yo tengo un calor inmenso en mi cabeza.
-       … puede haber alegría, puede haber confianza, puede haber serenidad. Se puede manifestar de muchas formas. El hermano canalizador recibe un agradable escalofrío por todo su cuerpo, pero también percibe en este momento, sus dos chakras superiores con una gran actividad, con un gran movimiento, con una energía expansiva que nosotros le estamos aportando, pero que él le podrá dar continuidad permanentemente, mientras sus pensamientos, sus sentimientos y sus actos estén en el camino.

[2] Ver definición en Diccionario
[3] Nota del transcriptor: se ha sustituido el nombre del médium por la palabra “canalizador”.

Más información:

Comentarios

Entradas populares de este blog

Índice

Contactar o suscribirse

La Ley del Amor