Convulsionarios

You can translate this web with Google Crome

Comunicación recibida el 16/03/2021 (adaptación de la respuesta a una persona en concreto, de interés para comunicado público)

 

Contenidos:

-         Espíritus que entran dentro de los cuerpos de los hermanos encarnados.

-         Los efectos de las convulsiones.

-         Los fármacos.

-         Efectos de la oración.

-         Introspección y análisis personal para poder detectar los errores que cometemos.

-         Procesos necesariamente personales.

-         Lo que puedan compartir con otras personas.

-         Trabajo de los Hermanos Espirituales elevados.

-         Saturación de sufrimiento para tomar la decisión de cambiar.

-         El proceso del cambio progresivo.

-         Nadie puede dar un paso por otra persona.

 

No hay ningún espíritu que entre dentro de los cuerpos de los hermanos encarnados. Los efectos de las convulsiones son físicos. Los espíritus no entran, como en algunos casos haya personas que puedan creer. Así, una persona que tiene convulsiones, si recibe un fármaco, las convulsiones desaparecen. Pero no siempre es necesario que estén sometidos a fármacos, porque a través de la oración pueden empezar a desarrollar de un modo muy eficiente la consciencia del comportamiento que están teniendo en su vida. Empezarán a valorar esa realidad, porque la oración es la forma más eficiente de introspección y de análisis personal para poder detectar todos los errores que cometemos, y de los cuales, en muchos casos, no somos ni siquiera conscientes. Pero esos son procesos que son necesariamente personales. Todo lo que puedan compartir con otras personas pueden serles de ayuda, pero solamente para poder recibir consejos. El trabajo lo tienen que hacer de un modo personal. Asimismo, los Hermanos Espirituales elevados, incluido el Guía Espiritual[1], están constantemente transmitiéndoles consejos positivos, y los hermanos espirituales, que están vibrando en frecuencias similares a ellos, les están transmitiendo los mensajes acordes con su elevación espiritual. Y si no desean aprender a escuchar los niveles vibratorios más elevados, quedarán fijados en estos otros niveles, hasta que se saturen de sufrimiento, y tomen la decisión de cambiar.

 

Pero el cambio no se hace de forma inmediata. Es un proceso de percepción de la realidad en la que se encuentran, de búsqueda de la sabiduría necesaria, para poder dar el salto evolutivo, de arrepentimiento del error cometido y del daño causado, de compensación de este daño, bien sea reparando el que se ha producido o generando amor a su alrededor en cada una de las experiencias que la vida les ofrezca. Y comprometerse, de forma clara y contundente, a no volver a cometer los mismos errores.

 

Pero ya sabéis, solamente se puede guiar, nadie puede dar un paso por otra persona, y hay que respetar el libre albedrío[2].

 

[1] Ver artículo El Guía Espiritual (1)

[2] Ver artículo La ley del libre albedrío

 

Más información:

Índice

Contactar o suscribirse

Practicar la mediumnidad

Enseñanzas sobre la oración (PDF)

Comentarios

Entradas populares de este blog

Índice

Cinefórum MyE. Reflexiones sobre la película “Divaldo Franco Medium”

Contactar o suscribirse