Los dos indicadores

You can translate this web with Google Crome

Comunicación recibida el 13/04/2021 (extracto textual de la sesión completa)

 

Contenidos:

-         La Ley del Amor en relación con las demás leyes.

-         La importancia del proceso interno que se produce en el momento en que se entiende esta Ley.

-         Los indicadores de la felicidad y el sufrimiento.

-         El desarrollo de vuestra conciencia.

-         Juzgar los actos de los demás.

-         El único modelo educativo que permite que las personas cambien.

-         La acumulación del sufrimiento.

-         La llave más importante que podéis utilizar para poder valorar cada instante de vuestra vida.

-         Analizar cómo se ha producido la jornada.

 

Entended que la Ley del Amor es la ley universal y eterna, que está por encima de todas las demás. Esto significa que cualquier ley humana y divina, para que cumpla con la voluntad de Dios, siempre debe ajustarse a la Ley del Amor. Cualquier comprensión que podáis tener diferente a esto implica que estáis equivocados. Y cada una de las fases de los objetivos que os planteéis deben cumplir, necesariamente, la Ley del Amor.

 

Fijaos hasta qué punto es importante todo el proceso interno que se produce en el momento en que se entiende esta Ley, porque la felicidad es el indicador de que se está cumpliendo con la voluntad de Dios, siguiendo su camino, y el sufrimiento, en todas sus manifestaciones, es el indicador de que nos estamos separando de ese camino. Pero para ello necesitáis ir aprendiendo, desarrollando vuestra conciencia[1], para que podáis ser capaces de discriminar lo que está y lo que no está de acuerdo a la voluntad de Dios. Pero eso no es un proceso que acabe, forma parte de la eterna evolución del ser humano en el camino hacia Dios. Por eso, nunca tenéis derecho a juzgar los actos de los demás, porque cada cual está en el punto evolutivo que ha sido capaz de alcanzar, y si su nivel de ignorancia no le permite acceder a unos niveles de comprensión mayores, el egoísmo de su corazón estará empujando sus actos en una dirección que estará alejada de la Ley del Amor.

 

Pero el proceso, el único proceso que es útil, es que seáis ejemplo ante ellos. Es el único modelo educativo que permite que las personas cambien. Porque nunca podrá cambiar hacia la Ley del Amor nadie por la fuerza. Dios desea que todos sus hijos avancen de acuerdo a la voluntad de ellos mismos, de nosotros mismos. Y Dios es paciente, y pone en nuestros corazones la felicidad como indicador de que avanzamos en el camino hacia él, y el sufrimiento, como indicador de que nos estamos manteniendo en la ignorancia.

 

Y fijaos hasta qué punto la infinita sabiduría de Dios permite que la acumulación del sufrimiento haga que el ser más tenaz en mantenerse alejado del camino de Dios, llegue un momento en el que ya no sea capaz de soportar más sufrimiento, y decida por sí mismo buscar un camino diferente, que le permita alcanzar niveles mayores de sabiduría. Entended que esto no es consecuencia de que Dios obligue a nadie, pero la Ley de Dios hace que apartarse de él implique sufrimiento, y aproximarse a él implique felicidad. Estos dos indicadores son la llave más importante que podéis utilizar para poder valorar cada instante de vuestra vida, para poder analizar, al final del día, cómo se ha producido la jornada. Y si ha existido sufrimiento en algún momento, analizadlo, haceos conscientes de ello, porque es la gran escuela de la vida la que os está mostrando el camino. Y si habéis sentido felicidad, analizadlo también, porque en este caso, la escuela de la vida os está indicando cuál es el camino correcto a seguir.

 

[1] Ver artículo Consciencia y Conciencia

 

Más información:

Índice

Contactar o suscribirse

La Ley del Amor (PDF)

Gestionar el tiempo y dirigir la vida (PDF)

Comentarios

Entradas populares de este blog

Índice

Solicitudes de Oraciones

Actividades de apoyo y ayuda