Aprovechar los errores y la gestión del Guía Espiritual

You can translate this web with Google Crome

Comunicación recibida el 03/07/2021 (extracto textual de la sesión completa)

 

Aprovechad todos los errores, sentid agradecimiento por haceros conscientes de cada error que cometéis. Eso no significa alegrarse por el error, significa agradecer el hecho de ser conscientes de que habéis cometido un error. Este paso es necesario, reconocer los errores, para poder realizar los cambios necesarios que os permitan evolucionar, que os permitan perfeccionaros, y ser capaces de encontrar otras oportunidades en la vida en las que esos errores ya no se vuelvan a cometer. Cuando está totalmente superado este proceso, la prueba ya no vuelve a producirse. Fijaos hasta qué punto es importante el trabajo del Guía Espiritual.

 

El Guía Espiritual se encarga de gestionar vuestro destino. Todas aquellas experiencias que necesitáis para poder evolucionar. Comprended que en el momento en el que vosotros sois capaces de superar una determinada prueba, el mapa de vuestro destino cambia, porque ya no es necesario que volváis a pasar por esas pruebas. Y es el Guía Espiritual el que se encarga de rediseñar vuestro destino[1] a lo largo de vuestra vida, de acuerdo a cada uno de los pasos evolutivos que vais dando. Gracias a este control, tenéis la posibilidad de poder aprovechar la vida de un modo muy intenso. Y todos estos cambios se van articulando, se van combinando, en forma de experiencias con otros hermanos, con otros sucesos, que van dándonos oportunidades constantemente para seguir creciendo, evolucionando, avanzando en el camino de Dios.

 

Cuando se comprende esto, se puede entender que el destino es algo que está en constante proceso de modificación, que el futuro no se puede predecir, pero que está en vuestras manos el ir cambiándolo, de acuerdo a los actos y decisiones que tomáis.

 

Por tanto, aunque todo está escrito, en el nivel en el que os encontráis en el espacio y el tiempo, solo a vosotros os corresponde diseñar los cambios que deseáis que se produzcan en el mapa de vuestra vida. Evitad, por tanto, la creencia errónea de que todo tendrá que ser de una forma determinada, porque vuestras decisiones modifican vuestras realidades. Y se pueden producir cambios en el plano físico, en el plano mental, en el emocional, y todos ellos quedan reflejados en el plano espiritual. Entended que vosotros tenéis el volante del vehículo de vuestra vida, nadie más. Haced buen uso de vuestra realidad, porque es la oportunidad que tenéis para poder realizar cambios evolutivos muy importantes en vuestra realidad espiritual.

 

[1] Ver definición de Destino.

 

Más información:

Índice

Contactar o suscribirse

Gestionar el tiempo y dirigir la vida (PDF)

Comentarios

Entradas populares de este blog

Índice

Solicitudes de Oraciones

Actividades de apoyo y ayuda