La oración y la emisión de energía (y 7). Aprovechar la energía que se recibe

You can translate this web with Google Crome

Comunicación recibida el 27/04/2021 (extracto textual de la sesión completa)

 

La energía que se emite se puede recibir de muchas formas, de acuerdo a la disponibilidad de la persona que la va a recibir. Tened en cuenta que la energía es, en este caso, una ayuda para que esta persona pueda cumplir con su destino, y por ello, la actitud que tenga esa persona, la receptividad que tenga, influirá de un modo muy importante a la hora del aprovechamiento. La energía forma parte de la esencia de la creación, y el desplazamiento de esta energía en unas direcciones u otras no implica, en ningún momento, que se desaproveche o que desaparezca. Porque cada cual aprovecha la energía de acuerdo a sus capacidades y a sus intenciones, y el resultado siempre es justo. No se puede garantizar que una persona reciba energía, porque si no está en condiciones de querer aceptarla, por mucha energía que se le envíe, no la recibirá. Es necesaria, por tanto, esa disposición porque, a diferencia de la oración, en la oración se envía esa intención, y esa intención queda a disposición de su mente consciente o inconsciente, de acuerdo a cómo la gestione el Guía Espiritual. Pero, en este caso, influye la actitud y la voluntad de la persona receptora, para poder aprovechar, en mayor o menor medida, esta energía, para poder realizar, por su propio mérito y esfuerzo, las acciones necesarias que le puedan llevar a recuperarse, siempre y cuando sea esa la voluntad de Dios.

 

Más información:

Índice

Contactar o suscribirse

La oración y la emisión de energía (1). Cómo funciona la oración

Enseñanzas sobre la oración (PDF)

La energía del amor (PDF)


Comentarios

Entradas populares de este blog

Índice

Solicitudes de Oraciones

Actividades de apoyo y ayuda